Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Los Planetas Metálicos de la Alquimia

Planetas metalicos

La verdadera astrología trascendental de los sabios Caldeos, egipcios, mayas,  ya ha sido olvidada; Los antiguos sabios de las grandes civilizaciones del pasado no solamente eran astrónomos sino también astrólogos, estos grandes sabios     lograron comprender que los astros  influyen no solamente en nuestra vida física orgánica, sino también en nuestros aspectos psicológicos, sobre nuestra forma de  pensar, sentir y actuar.

 La astrología gnóstica enseña científicamente la manera de  como aprovechar  sabiamente las influencias planetarias que nos llegan del mundo sideral, con el propósito de lograr  el despertar  de nuestra conciencia, y así  conseguir un estado  armónico interior que nos permitan   vivir acorde con la naturaleza y el cosmos.

La astrología de estos tiempos modernos es una astrología de feria, convencional que no nos conduce a nada trascendente, es puro comercio.

Las gentes de estos tiempos ya nada saben de las influencias planetarias, desconocen la auténtica astrología milenaria trascendental.

El calendario de hoy es un calendario falsificado, adulterado. Tampoco ya nada saben del auténtico orden planetario.

Es necesario   sacudirnos el polvo de los siglos y eliminar todas las rancias costumbres, creencias y salir del fanatismo astrológico.

Los sabios de la antigüedad sabían sobre el verdadero orden de los días de la semana y del auténtico orden planetario.

Los días de la semana se colocaron en base a la influencia de los astros, si analizamos los nombres encontraremos que lunes viene de la luna, miércoles de mercurio, viernes de Venus, domingo le corresponde el sol, martes de Marte, jueves de Júpiter, sábado de Saturno.

Esos son el verdadero orden de los días de la semana y el auténtico orden de los 7 principales planetas.

Sabían que estamos regidos por  7 planetas principales, los cuales influyen en nuestra vida por periodos de 7 años. Las edades que abarcan estas influencias planetarias cubren toda la vida del hombre sobre la tierra.

En los mundos internos de cada   planeta existe un templo corazón en donde morada  un  rector sideral, Gabriel es rector de la luna y dirige el rayo lunar, Raphael es el regente de   mercurio y es el jefe del rayo mercuriano,  Uriel  es el rector del  planeta Venus y dirige al  rayo venusiano,   el genio sideral del sol es Michael y dirige el rayo solar, Samael es el regente  de Marte y  jefe del rayo marciano, Zachariel es el rector de Júpiter y dirige al rayo Jupiteriano,   Orifiel es el rector de Saturno y dirige el rayo Saturniano.

Cada uno de estos Arcángeles dirige un rayo, los rayos de los genios planetarios son fuerzas conscientes que pueden modificar todos los acontecimientos humanos.

Estos son los 7 Arcángeles que se reparten el gobierno del mundo en 7 épocas distintas, toda la historia del mundo se resume en 7 épocas.  Pues son 7 los rayos de evolución cósmica.

Cada alma que viene a la existencia pertenece a un rayo, el jefe de ese rayo es nuestro Dios interno; el maestro interno,  nunca cambia de rayo siempre trabaja en su propio rayo.

Todo ser humano pude saber a que rayo pertenece, con solo contar las líneas transversales de su frente.

Los que tengan:

(1)  sola línea pertenecen al rayo lunar.

(2) líneas, son del  rayo mercuriano.

(3)  líneas pertenecen al rayo venusiano.

(4) líneas son del rayo solar.

(5) líneas pertenecen al rayo marciano.

(6) líneas son del rayo jupiteriano.

(7) líneas pertenecen al rayo Saturniano.

Los siete planetas principales, con sus rectores y rayos de evolución cósmica; nos recuerdan a la ley del  7, esta ley se encarga de organizar, y de dar  orden a la creación. La ley del 3  crea, de manera que estas dos leyes se complementan.

Es imposible saber  manejar las diferentes influencias planetarias que nos llegan del cosmos, si no nos dedicamos a la eliminación del yo psicológico y al desarrollo de la castidad científica.

Conocer el modo como operan dichas influencias planetarias es necesario si de verdad queremos aprovecharlas para trascender nuestras debilidades y alcanzar la auto-realización intima de nuestro ser.

La luna influye sobre todos los organismos vivientes  del planeta tierra, todos nosotros, junto con todas las demás criaturas que viven sobre la tierra  somos la maquinaria de éste gran  organismo llamado tierra.

Cada  clase de organismo capta determinado tipo de ondas cósmicas y las transforma en diferentes tipos y subtipos de energía para luego retransmitirlas a las capas interiores de nuestro planeta. De manera que cada criatura  tiene la misión de transformar  diferentes tipos y subtipos de energías, para eso vive, para eso existe bajo la luz del sol.

El ser  humano es el órgano más importante   del planeta tierra, debido a que dentro de nosotros están depositados los gérmenes, que nos dan las posibilidades para lograr una verdadera transformación interior. Lo importante en la vida es conocernos a sí mismos; saber cómo y porqué funciona la máquina humana.

El ser humano con sus cinco centros inferiores, Intelectual, motor, emocional, instintivo y sexual. Se mueve bajo los impulsos internos del yo psicológico y por las fuerzas externas o radiaciones cósmicas procedentes del espacio sideral.

Las radiaciones cósmicas originan, dentro de la psiquis subjetiva del animal intelectual, infinitos cambios en su idiosincrasia psicológica cualquier conjunción planetaria adversa, cualquier tensión producida por el acercamiento de dos planetas es suficiente para que millones de máquinas se lancen a la guerra o cometan actos de barbarie.

La influencia lunar en las plantas por ejemplo: en luna creciente la savia se encuentra en la parte superior, ramas y hojas. En menguante la influencia lunar hace que la savia baje y se concentre específicamente en la parte inferior del tronco y raíces.

La luna produce las altas y bajas mareas.

Regula el proceso de ovulación de los ovarios del sexo femenino cada 28 días.

Regula la concepción de todas las criaturas.

Es sorprendente saber como nuestros primeros momentos de existencia, cuando el zoospermo y el ovulo se unen,  lo vivimos  en lo infinitamente pequeño, convertidos cada uno de nosotros en  una simple célula microscópica.   Después de nueve meses, viene   a la existencia, una nueva criatura ya  que continuará con su proceso de desarrollo en las siguientes y diferentes etapas de la vida.

Planeta Luna (Primera infancia  0 - 7 años)

Del nacimiento a  los  primeros siete años de la infancia pasamos por la influencia lunar, gozamos entonces de la dicha del hogar, a menos que un Karma violento nos dañe durante estos primeros años de la vida. Dentro de los 3 o 4 primeros años de vida se manifiesta en el niño la belleza de la esencia, entonces el niño es tierno, dulce en sus aspectos psicológicos. Es durante estos primeros siete años de la infancia cuando al  niño se le forma    su personalidad. Los padres de familia y  maestros son los responsables de la creación y desarrollo de la personalidad del niño.

Es necesario hacer una clara diferenciación entre la personalidad, ego y esencia. La personalidad, es un vehículo energético de acción, en la cual puede manifestarse  el ego o  la esencia. En  la personalidad  esta todo lo que es prestado o adquirido, en la personalidad tenemos  los ejemplos de nuestros mayores, lo que aprendimos en el hogar, en la escuela, en la calle. La personalidad del niño hay que alimentarla con el buen ejemplo de los mayores, con la sabia enseñanza de los padres y profesores.

El ego personifica a todo ese  conjunto de defectos, vicios y errores de tipo psicológico. Conforme al niño se le va   formando su personalidad el yo psicológico empieza a manifestarse y a ejercer control sobre él, entonces  va perdiendo esa belleza interior que en un principio manifestaba; es por eso  que aquel niño que en un principio era tierno, dulce en sus aspectos psicológicos ahora empieza con sus berrinches y caprichos.

La esencia es el conjunto de virtudes, atributos, leyes, y principios. La esencia es lo mas digno que cargamos en nuestro interior, en la esencia tenemos nuestras cualidades innatas lo que es propio.

La psicología revolucionaria afirma que los seres humanos nacemos con un 3%  de conciencia o esencia y un 97%  de subconsciencia o ego. Pero desafortunadamente   la esencia  o alma se encuentra embotellada entre el ego. La esencia del niño hay que alimentarla con ternura, cariño, amor; en los hogares deben de prevalecer la  música de tipo superior como la música clásica,  las flores, la belleza, y la armonía.

Es urgente que a temprana edad empecemos con la desintegración del  yo psicológico, para  que la esencia se libere del ego, de esa manera iremos despertando nuestra conciencia y así pueda  manifestarse en nosotros las virtudes que se encuentran latentes en nuestra esencia.

Durante esos primeros siete años de la existencia se manifiesta en nuestro organismo, en los varones, la primera zona testicular que produce ciertas células que le permiten existir, y en cuanto a las niñas, sus ovarios les dan ciertas células, ciertos principios que las sostienen vitalmente.

Planeta Mercurio (segunda niñez 7 - 14 años)

 De los 7 a los 14 años entramos a la influencia de Mercurio; entonces el niño va a la escuela, estudia, juega, ya no puede estar a todas horas encerrado dentro de la casa. Mercurio lo mueve, lo agita, lo inquieta.

En el varón aparece la segunda capa testicular que produce  determinadas células que vienen a especificar y a definir completamente su sexo.

Planeta Venus (Adolescencia  14 - 21 años)

De los 14 a los 21 años, pasamos bajo la influencia de Venus. A los 14 años de edad aparece en el organismo del adolescente la energía sexual que fluye  avasalladoramente por todo el sistema neuro-simpático.

Este tipo  especial de energía transforma el organismo humano, modificando la voz en el varón y originando la función ovárica en la mujer. Se dice que esa es la edad de la punzada; hombres y mujeres, comienzan a sentir la inquietud sexual. Las glándulas sexuales entran en actividad. En el caso de los varones aparece la tercera capa testicular que viene a producir zoospermos, más esto no significa que estén  lo suficientemente maduros, debido a que todavía no han terminado  su proceso de maduración.

  Por lo que es grave que a esta edad copulen, es decir tengan contacto sexual. Desgraciadamente, hoy en día,  muchos niños de 12 y 13 años ya están copulando y aquellos que no están copulando, cometen el crimen de masturbarse; con la pérdida de la energía sexual se pierden grandes cantidades de hormonas.

Sabido es, que después del coito, el Phalus continúa con cierto movimiento peristáltico conducente a recoger energías vitales del útero femenino para tratar de reponer sus principios genésicos eliminados; con la masturbación,  sucede que con el movimiento peristáltico, en vez de asimilarse energías vitales femeninas, principios útiles para la existencia, se absorbe aire frío, el cual pasa directamente al cerebro, ocasionando daños al cerebro y a la glándula pineal. Dando como resultado, la degeneración mental, y en muchos de los casos la idiotez o la locura.

Que los niños y adolescentes cohabiten es absurdo porque no están lo suficientemente maduros.

La edad madura para el varón es hasta los 21 años y para la mujer a  los  18 años; la mujer se desarrolla más pronto que el varón, por eso ella puede casarse un poco más joven.

 La ciencia gnóstica estudia a fondo la endocrinología y enseña métodos y sistemas para transmutar las energías creadoras. Los adolescentes pueden transmutar sus energías creadoras cultivando el sentido estético, escuchando o aprendiendo la música clásica, debe incursionar en el arte como hacer esculturas, aprender a pintar  cuadros bellos,  realizar ejercicio,  salir de  excursión al campo, al aire libre, fuera de todo tipo de contaminación. Los adolescentes tienen derecho a divertirse sanamente fuera de todo vicio, sin drogas y sin alcohol.

Cuando se abusa y se hace mal uso  del sexo, el ser humano termina degenerándose en vicios, como el homosexualismo y lesbianismo. Parece increíble que en algunos países existan libremente cines donde se exhiben películas de tipo homosexual y que además algunos países  estén ya legalizando oficialmente el matrimonio entre homosexuales. Todo esto es producto del mal uso y abuso del sexo. 

Es urgente que los padres de familia enseñen con responsabilidad una verdadera educación sexual, para que  los niños y adolescente no caigan en degeneración.

Cuando no se tiene una verdadera educación sexual a temprana edad, cuando se hace mal uso del sexo, trae como consecuencia, perjuicios muy graves para la salud y para la mente. Esos perjuicios, si bien no se sienten en principio, durante la juventud, vienen a sentirse en la vejez.

 Es  obvio, que, hombres y mujeres que podrían haber sido geniales o buenas esposas, o esposos se han degenerado prematuramente, se han envejecido rápidamente, han perdido su potencial sexual, se han convertido en verdaderas víctimas de la vida.

Planeta Sol  (1ra Juventud  de los 21- 42 años)

De los 21 hasta los 42 años. Entramos a la etapa de la juventud; la juventud realmente dura muy poco, es fugaz.

Bajo la influencia del sol debe quedar completamente definida  nuestra vocación,  lo que hemos de ser en la vida. Es en esta etapa  cuando realmente estamos maduros es cuando realmente comienza la mayoría de edad, la edad responsable como se ha dicho.  En nuestra juventud el paso más importante que se da  es la del matrimonio, esta unión entre el hombre y la mujer no solamente tiene como   propósito   formar un hogar, una familia y perpetuar la especie, sino también trabajar intensamente como pareja para nuestra auto-realización.

Es necesario que tengamos una verdadera orientación sexual para que nuestro matrimonio perdure, a fin de formar una verdadera familia y poder hollar la senda del matrimonio perfecto. El hombre de edad madura debe saber gobernar su casa y orientar a sus hijos con sabiduría y amor. 

Cuando existe una verdadera educción sexual y  se les enseña a los niños, adolescentes y jóvenes sobre la importancia que tiene el sexo y aprenden hacer un buen uso de la energía creadora, al llegar a la edad de los 21 años, poseeríamos una potencia energética extraordinaria, entraríamos pues en el camino de la vida con gran éxito, fuertes, poderosos, llenos de salud, llenos de energía, y conquistaríamos nuestro puestecito a la luz del sol con gran éxito.

Pero cuando se llega a la mayoría de edad sin haber  tenido ninguna  orientación específica sexual; y al despilfarrar el capital hormonal, se  pierde la potencia viril y por consecuencia la fuerza mental  irradiada por la glándula pineal, es muy débil. La glándula pineal situada en la parte superior del cerebro y las glándulas sexuales están íntimamente relacionadas. Cuando esa glándula ha sido debilitada por el abuso sexual; no irradiar con potencia nuestras ondas psíquicas. Es obvio que si entramos en la lucha por la vida con debilidad, si no poseemos las fuerzas psíquico-mentales-eróticas potentes como para abrirnos paso en la existencia, nuestros negocios fracasan, difícilmente conseguimos entonces el pan de cada día, por consecuencia nos tocara   sufrir de hambre y de miseria.

Planeta Marte  ( 2da. juventud de los 42 - 49 años)

De los 42 a los 49 años entramos en la influencia de Marte. En esta etapa debemos nosotros darle forma concreta a nuestro hogar. Durante esa época debemos trabajar en forma intensísima, para  crear una fuente de ingresos absolutamente segura para nuestra vejez.

Es bueno que pensemos un poquito en la vejez, es bueno que nos preparemos para la ancianidad; no es correcto que aguardemos a ser ancianos para luego tratar de arreglar nuestra existencia.

Así como de niños tuvimos una cuna, un hogar, un padre, una madre, así también de viejos necesitamos una casa, necesitamos un hogar, necesitamos tener una fuente de ingresos económicos suficientes para no perecer de hambre y miseria.

Marte nos ayuda con su potencia energética, pero desgraciadamente cuando se abusa del sexo durante los ciclos planetarios anteriores a pesar de recibir  la influencia del ciclo de Marte, están tan agotados por su forma sexual de vivir, por sus abusos, que en modo alguno saben aprovechar como deberían  el potencial sexual y el resultado es que se tiene una ancianidad miserable, viene a encontrarnos la ancianidad sin ninguna fuente segura de ingresos y entonces, en vez de ser útiles en alguna forma, aunque sea para nuestros nietos, venimos a convertirnos indudablemente en estorbo para todo el mundo.

Quien ignora estos ciclos cósmicos repitiéndose en el microcosmos hombre, indudablemente no sabe aprovechar el ciclo de Marte y viene a crearse una vejez miserable.

Planeta Júpiter ( La madurez  49-56 años)

De los 49-56 años  entra en nuestra vida la influencia de Júpiter, él da el cetro a los reyes, o el palo al mendigo; el cuerno de la abundancia a quien se lo merece; mas, si nosotros hemos luchado con desventajas debido al abuso sexual, si nosotros no hemos aprovechado la influencia solar como es debido por no haber dejado desarrollar armoniosamente aquel germen que un día entró en el claustro materno, entonces la influencia Jupiteriana, en vez de tornarse, positiva, en vez de poner en nosotros el cetro de los reyes, viene a poner en nosotros la miseria.

Obviamente, quien ha gastado su potencial sexual, quien ha gastado sus valores vitales, su capital cósmico, recoge los resultados: miseria, pobreza, humillación en el ciclo Júpiter.

Planeta Saturno  (vejez 56-63 años)

La vejez propiamente dicha se inicia en  ciclo de Saturno que va de  los 56 a los 63. Y continúa con la decrepitud y muerte. Saturno se procesa por   septenarios,   es decir por periodos de  7 años, los cuales se van combinando con los demás planetas.

Es decir Saturno se  combina con la luna que comprende el septenario que va de los 63-70 años. Por eso vemos algunos ancianos que se vuelven infantiles en su manera de ser.

En el siguiente septenario  Saturno se combina con  Mercurio y comprende de los 70-77 años, a esta edad mercurio los mueve, les da por tener ciertas inquietudes, ciertas ganas de estudiar o saber, etc.

En el  septenario siguiente  Saturno se combina con Venus, ciclo que va  de los 77 a los 84 años. Venus la estrella del amor, Venus los incita.   Se sabe por ejemplo de algunos ancianos que después de quedar viudos se enamoran y se vuelven a casar.

Es así como Saturno, durante toda la ancianidad, está  combinándose en una o en otra forma con los otros mundos.   Saturno,   es la espada de la justicia que nos alcanza desde el cielo.

Si nosotros no supimos vivir armoniosamente con cada uno de los ciclos planetarios, obviamente, recogeremos los resultados con el viejo Saturno, el Anciano de los Ciclos. Llegamos a la ancianidad decrépitos cargados de recuerdos, cansados, enfermos, y en el completo abandono; muchos ancianos terminan en los asilos ya que para sus familiares es  un estorbo, entonces nos toca sufrir lo indecible.

La única forma de llegar a la ancianidad perfecta  es disolviendo el yo psicológico y desarrollando la castidad científica a base de sacrificios y padecimientos voluntarios. 

Quien trabaja internamente con los 3 factores de la revolución de la conciencia, llegará a la ancianidad   convertido en un  anciano venerable, lleno de felicidad, y  lejos de ser un estorbo se convertirá en el guía  que  sabrá orienta a su familia con sabiduría y amor.

Ya hablamos un poco sobre las influencias planetarias en las diferentes etapas de nuestra vida común y corriente pero lo más importante es conocer y comprender  la verdadera sabiduría que los viejos alquimistas velan a través del lenguaje  simbólico Hermético; en relación a los planetas metálicos de la alquimia.

 Estos sabio alquimista  ligaban o relacionaban a los planetas con los metales: Luna, (plata); Mercurio, (mercurio o azogue); Venus, (cobre); Sol, (oro);  Marte, (hierro);  Júpiter, (estaño); Saturno, (plomo).

Los planetas simbolizan  regiones, o planos de conciencia, son    aspectos o planetas psicológicos que  necesitamos realizar en nuestro interior  para convertirnos en hombres reales  y auto-realizarnos internamente.

Metálicos se deriva de metales, los metales simbolizan ciertas estructuras corpóreas que se tienen que fabricar por medio de la alquimia par tener realidad en nuestros mundos psicológicos internos. Y estos solo puede ser posible a través de la alquimia.

La alquimia es una ciencia muy antigua que tiene como propósito primordial  la  transmutación o transformación, de los metales viles de la falsa personalidad en metales preciosos como el oro.

Los viejos alquimistas hablaban de la transmutación del plomo en oro, ellos  no hablaban de oro y plomo físico, se referían a la transformación del  plomo de la falsa personalidad en el oro del espíritu, Es decir transformar el hombre vil, e ignorante en un ser de perfección.

Para ello es  necesario eliminar de nuestra naturaleza interior todo ese conjunto de instintos  animales ocultos en nuestra falsa personalidad para  que  surja en nuestro interior, la verdadera realidad, el verdadero ser, nuestro dios interno, el espíritu divino.

Ese debe ser el objetivo real de nuestra existencia y de toda verdadera religión. Religión proviene del término “religare”, re significa  volver a, ligare es ligar o unir, el objetivo fundamental de todo principio religioso es volverse a unir con su espíritu divino, con su propia divinidad, regresar al punto de partida original.  Y esto solo es posible a través de los 3 factores de la revolución de la conciencia, trabajando internamente para eliminar  de nuestro interior a todo ese conjunto de defectos, vicios y errores que personifican al ego, llámense ira, lujuria, codicia, envidia, orgullo, pereza,  gula y aprendiendo a transmutar sabiamente nuestras energías creadoras.

Dentro de la alquimia estos planetas vienen a formar pares trascendentales y que a lo largo de nuestra vida se unen dentro de nuestro propio laboratorio interior. Saturno y la Luna, Júpiter y Mercurio, Marte y Venus y por último el Sol que brilla esplendoroso dando vida a todos los planetas. Dichos planetas viven y palpitan dentro de "nuestra" Conciencia, lo importante es auto realizarlos, cristalizarlos en nuestro universo interior.

(Saturno-Luna) Saturno el Anciano de los Cielos se le llama "anciano" porque es la materia primera la más antigua de la creación. Saturno el Señor de la Muerte, se esta hablando de la muerte psicológica nos esta señalando que necesitamos eliminar, matar, destruir el Ego animal; sólo así es posible purificar nuestra alma.

Negro, es el color de Saturno, es el color del Caos o materia primera, emblema del Plomo de los Filósofos, mediante la  alquimia sexual Saturno se convierte dentro de nosotros mismos en la Luna. ¿Por qué? Porque los dos extremos exactamente se corresponden mutuamente.

La plata es el metal de la luna, la plata a la que se refieren los alquimista no es la plata   material, la plata refleja cierto brillo, cierta luz o blancura, lo blanco, o blancura es símbolo de pureza; esta alegorizando a la conciencia un poco más purificada

(Júpiter - Mercurio) Júpiter  es el sagrado símbolo de nuestro Intimo, el ser divino, nuestro padre interno; es por esto, que se dice que Júpiter es el Padre de los Dioses.

Los sabios alquimistas dicen que Júpiter debe transforme en el Mercurio de la filosofía secreta. El mercurio es el ens-seminis, la materia prima o primordial la cual  tiene que pasar por muchas transmutaciones o transformaciones para que se vaya  purificando, cuando esta materia se va purificando  se van formando  cierta estructuras corpóreas, llamados cuerpos existenciales superiores del ser.

Nuestro íntimo debe  revestirse con los distintos cuerpos existenciales superiores del ser. Si es que de verdad nosotros queremos unirnos con nuestra propia divinidad y poder tener presencia en los distintos mundos o planos superiores de conciencia.

(Marte y Venus)  Marte  para los Romanos y griegos, simboliza la Guerra. En nosotros mismos, Marte, representa los impulsos belicosos y terribles, que todos cargamos en nuestro interior. Marte, Debe convertirse, por medio de  la transmutación alquímica, en Venus, en Amor. Todo esto  está simbolizando que necesitamos aprovechar el impulso de la fuerza del  instinto sexual erótico con el fin de  aniquilar el deseo pasional, bestial del yo psicológico.

Con el fin de  refinar la iglesia de Roma, Roma a la inversa es amor, es necesario que los matrimonios gnósticos refinen la iglesia de Roma  desarrollen en si mismos el amor, a través de la santidad y la castidad científica, si es que de verdad queremos la autentica y absoluta felicidad. 

EL SOL En el fondo, en el centro queda siempre el Sol, como dador de toda vida. El sol físico no es más que una representación del Sol Espiritual, es el Cristo Sol. El metal del sol es el oro, el  oro por su brillo alegoriza la luz, la perfección del alma, símbolo del  alma cristificada.

Dijo el Cristo: “En paciencia poseeréis vuestras almas” con esto se nos está indicando que es necesario cristalizar alma, tenemos una alma pero no la poseemos, se dice que estamos desalmado debido a que nuestra alma o  conciencia  esta embotellada entre el ego. Es necesario desembotellarla  para que se libere de entre el ego y así poder poseerla, o cristalizarla en nuestro interior.   Afortunadamente  poseemos el 3% de  material psíquico con el cual podemos cristalizar alma.

Lo importante es saber aprovechar sabiamente todo ese conjunto de fuerzas, provenientes de los distintos astros; Con el propósito de prepararnos psicológicamente y despertar nuestra conciencia, es necesario trabajar internamente para nuestra auto-realización para hacer de nuestra vida algo más edificante y dignificante.

Cuando la humanidad no se prepara psicológicamente pierde su alma y se lanzan por el camino del error, de la degeneración y de la destrucción. Actualmente existe crisis moral, y bancarrota de todos los principios. La drogadicción, la prostitución, y los vicios  cada día van en aumento.

 La humanidad  ha violado la ley del equilibrio, no sabe aprovechar conscientemente las influencias planetarias, no sabe relacionarse con la naturaleza ni con el cosmos, ni consigo mismo, ni con los demás. Cuando los seres humanos no saben relacionarse con la naturaleza, ésta se revela con grandes catástrofes. Cuando no sabemos relacionarnos consigo mismo nos enfermamos, cuando no sabemos relacionarnos con los demás ocasionamos problemas, contaminación, destrucción y muerte.

Si queremos un mundo mejor, si queremos un cambio radical y definitivo en nuestra vida, es necesario  trabajar sobre nosotros mismos. Es urgente auto-observarnos internamente en relación con nuestros 5 centros inferiores de la máquina humana, para descubrir, comprender y eliminar los distintos elementos infrahumanos que tienen enfrascada nuestra conciencia. La base del trabajo interno son los 3 factores de la revolución de la conciencia. Morir, nacer y sacrificio por la humanidad.

 Estos 3 factores nos preparan psicológicamente con el fin de recibir conscientemente las ondas cósmicas y aprovecharlas, para transformarnos internamente y así poder conquistar y experimentar la autentica felicidad.

Presentación en Power Point (2.19 Mb) <haz clic aquí>

Anterior | Principal | Siguiente