Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

¿Cómo saldrá nuestra civilización del estado en el que se encuentra?

Respuesta de la revista

La predestinación existe de tal forma que si roba, le robarán, si mata, le matarán, etc., con la vara que medimos, seremos medidos, por ley de recurrencia, cada cual nace con su propio destino, pero también cada cual puede empeorarlo o mejorarlo; se empeora si además de tener karma, sigue haciendo el mal y deja de hacer el bien, pudiéndose hacer; el sufrimiento se incrementa si, además desarrolla una personalidad orgullosa, rencorosa, vengativa, intolerante.

El destino puede modificarse para mejor, haciendo muchas obras de caridad, dedicándose al bien, practicando las obras de misericordia, porque cuando una ley inferior es trascendida por una ley superior, la ley superior, lava a la ley inferior, así es como el destino, con cada acción se va modificando. Es ahí donde el libre albedrío cambia el rumbo del destino.

Por ejemplo, si alguien es agredido, tiene unos instantes de segundo para decidir, si decide golpear y hasta matar, podría terminar en la cárcel, pero si decide controlar sus emociones, su destino es diferente. Ante una invitación de drogas, cada quien decide si tomarla o rechazarla y de su decisión depende su destino. La adolescente puede ser tentada para tener relaciones sexuales, y su decisión en ese momento alterará su destino.

El error es pensar que sólo se tiene esta vida (ignorar la ley del retorno) y desconocer los misterios de la muerte, pero el desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento. Cuando un bebé muere al nacer, pareciera un hecho inmisericorde, y sin embargo es la dura lección para los padres, que fueron crueles con sus hijos en la vida anterior y con ese sufrimiento mejoran, aprenden a amar.

Más información: Revista La Sabiduría del Ser 86, Cap. La Ley del Destino.

Respuesta de los alumnos del ICQ

Rufino Santillán Vargas. Localidad: México.

La generalidad de la gente afirma que nuestro destino está marcado por Dios, por lo que no admiten la idea de que pueda ser modificado. Nosotros sabemos sobre la existencia de leyes que rigen nuestro actuar en esta vida, por lo que es factible modificar nuestro destino si estamos conscientes de lo que hagamos; es decir, debemos conocernos a nosotros mismos, de tal manera que no seamos víctimas de las circunstancias. Para lograrlo es imprescindible controlar nuestra voluntad para hacer o no hacer las cosas independientemente del resultado que represente, pues, así como hagas así recoges.

Guillermo Sánchez Rodríguez. Localidad: Pachuca, Hidalgo, México

Por medio de conocernos tal y como somos internamente, ¿De dónde venimos?, ¿Para dónde vamos?, ¿Cuál es el objeto de nuestra existencia? Es algo que debemos resolver y pienso que la práctica diaria, la meditación y el recuerdo de sí de momento en momento y de instante en instante podrá darnos las respuestas y la guía para salir del estado donde nos encontramos.

Octavio Cachay Chacón. Localidad: Lima, Perú.

Al nacer, el individuo trae su propia esencia y al crecer va formando su personalidad. La personalidad se desarrolla con las enseñanzas que recibe en el hogar, luego en la escuela y así sucesivamente. La formación que uno recibe puede estar relacionado con el bien y el mal, cada uno de estos elementos alimenta nuestro destino. A nuestro destino, lo podemos modificar en la medida que reemplacemos los elementos del mal con los del bien. El "amor" es una de las acciones más importantes con las que deberíamos actuar. Si actuáramos con bondad, misericordia, etc., etc., todo cambiaría.