Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Qué es el Yo Psicológico?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Realmente el yo psicológico de cada cual es múltiple, deviene siempre como muchos.

Con esto queremos decir que tenemos muchos yoes y no uno solo como suponen siempre los ignorantes ilustrados.

Negar la doctrina de los muchos es hacerse tonto a sí mismo, pues de hecho sería el colmo de los colmos ignorar las contradicciones íntimas de que cada uno de nosotros posee.

Voy a leer un periódico, dice el yo del intelecto; al diablo con tal lectura, exclama el yo del movimiento; prefiero ir a dar un paseo en bicicleta. Qué paseo ni qué pan caliente, grita un tercero en discordia; prefiero comer, tengo hambre.

Si nos pudiésemos ver en un espejo de cuerpo entero, cual somos, descubriríamos por sí mismos en forma directa la doctrina de los muchos.

La humana personalidad es tan solo una marioneta controlada por hilos invisibles.

El yo que hoy jura amor eterno por la Gnosis, es más tarde desplazado por otro yo que nada tiene que ver con el juramento; entonces el sujeto se retira.

El yo que hoy jura amor eterno a una mujer es más tarde desplazado por otro que nada tiene que ver con ese juramento, entonces el sujeto se enamora de otra y el castillo de naipes se va al suelo.

El animal intelectual equivocadamente llamado hombre es como una casa llena de mucha gente.

No existe orden ni concordancia alguna entre los múltiples yoes, todos ellos riñen entre sí y se disputan la supremacía. Cuando alguno de ellos consigue el control de los centros capitales de la máquina orgánica, se siente el único, el amo, empero al fin es derrocado.

La Gran Rebelión. Samael Aun Weor.

Más información del tema: Capítulo 10. El Yo Psicológico. La Gran Rebelión. Samael Aun Weor y en el Glosario Gnóstico Esotérico en la definición de la Palabra: EGO

Algunas respuestas de alumnos del ICQ Gnosis.

Nombre: Lourdes Ramos Localidad: Zapopan México

Respuesta: el yo psicológico, es sin duda es el cuestionamiento de la misma persona de las diferentes formas de pensar que descubrimos día con día, pero lo pasamos por alto no le damos importancia entonces, ahí es cuando debemos de poner atención para empezar a aprender a controlar nuestros pensamientos que ahora sabemos que son diferentes yoes los que opinan dentro de nosotros, algunas veces con nuestros yoes literalmente se pelean por hacer cosas y salen en desacuerdo en ocasiones son cosas sin mayor relevancia y otras desafortunadamente son para actuar mal y después arrepentirnos, entonces para poder controlarlos debemos de determinar entre todos los yoes cual es el que actúa bien e ir eliminando a los que actúan mal y que sobreviva el que actué bien aunque esto se manifieste como si fuera una batalla .

Nombre: Arturo Vilca Marín Localidad: Huancayo Perú

Respuesta: El Yo Psicológico son entidades negativas que mantienen encerrado a nuestro Real Ser. Nuestro Padre que vive en secreto no puede manifestarse en nosotros por culpa de los egos que lo tienen esclavizado, por eso tenemos que morir para que ÉL puede expresarse en todo su esplendor.

Nombre: Elías Valenzuela Mosquera Localidad: Cali Colombia

Respuesta: el yo psicológico es la legión de elementos subjetivos indeseables que constituyen el error y son los que mantienen dormida la Conciencia o embotellada por tal motivo necesitamos eliminarlos de nuestra psiquis para que nuestra conciencia despierte y poder acercarnos al Padre

Nombre: Alicia Martínez Pereira Localidad: Lambaré - Paraguay

Respuesta: R= El Yo Psicológico, es lo que yo pienso, actúo o siento, o el mí mismo. Es mi humana personalidad. Es importante auto-observarnos de instante en instante para conocernos realmente, a veces pesamos que somos alguien que no somos o pensamos que tenemos algo que no tenemos, eso significa que tenemos muchos "yoes", cambiamos de gustos o acciones cada momento, eso quiere decir que mis diferentes yoes se manifiestan de instante en instante, es eso lo que tenemos que tratar de controlar con la auto-observación, para liberar conciencia.