Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Una familia qué extensión de tierra necesita para vivir en forma equilibrada?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

La parcelación de las tierras debe basarse precisamente en su calidad; cualquier familia necesita para vivir por lo menos doce hectáreas cuando las tierras son muy fecundas.

Es necesario que los gobiernos sin consideración alguna procedan enérgicamente parcelando las tierras que actualmente tienen acaparadas muchos terratenientes que ni trabajan ni dejan trabajar.

Los terratenientes ricos suelen atropellar a los pobres agricultores para quitarles sus tierras bañadas con el sudor de sus frentes, muchas veces los gobernantes se dejan sobornar para apoyar a los ricos terratenientes.

La parcelación de las tierras aumenta la producción agrícola nacional.

Las tierras parceladas cuando son debidamente trabajadas, se convierten en fuentes vivas de inagotable riqueza nacional.

Se hace necesario que todos los trabajadores se sindicalicen y organicen debidamente para luchar por sus derechos.

Los campesinos tienen la sartén por el mango y como quiera que son los que alimentan a las ciudades y pueblos, tienen derecho a exigir y castigar con el sistema de huelga consiste en no llevar a los pueblos alimentos.

Libro El Cristo Social Samael Aun Weor

Información completa: Capitulo XXIX. Las Parcelaciones de las tierras. Libro El Cristo Social

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Irma Vidal Olea Localidad: Rancagua, Chile

Respuesta: Dependiendo del lugar, trabajo y número de familia. Unos necesitan para sus animales, tierra para sembrar, vehículos, hijos, etc. Muchas veces pedimos más de lo que es nuestra necesidad real, otros tienen más de lo que ocupan y menosprecian ese regalo no atendiéndolo. También lo podemos llevar a nuestra CASA INTIMA, tenemos lleno de ídolos, fantasías, egos y oscuridad. Nuestra casa debe ser gigante, espaciosa, transparente y luminosa. Esa CASA INTIMA para nuestro PADRE.

Nombre: Noemia Gomes dos Santos Localidad: Madrid- España

Respuesta: Una familia para vivir de forma equilibrada necesita por lo menos doce hectáreas de tierra, siempre y cuando estas sean muy fecundas. Es repugnante pensar que existen personas que simplemente para satisfacer su egoísmo, y encima, en algunos casos con el apoyo financiero de los gobiernos, puedan adquirir extensiones inmensas de tierra y no trabajarlas ni de dejar que las trabajen. Es necesario hacer la parcelación de las tierras ya. Hay tierra para todos los que quieran trabajarla, pero claro está que los "grandes" terratenientes deben ser cuestionados y sometidos a políticas que hagan eso posible y también que los campesinos se unan para reclamar sus derechos. Que los créditos agrarios lleguen a las manos de quienes necesitan y sepan trabajar la tierra.

Nombre: Silvia Amado Localidad: Tucumán, Argentina

Respuesta: Una familia necesita doce hectáreas de tierra parcelada, para vivir en forma equilibrada, en América existen actualmente baldíos y tierras no exploradas fértiles y aprovechables para el desarrollo agrícola y la industria alimenticia, lamentablemente no existe un equilibrio, los gobiernos entregan tierras a los terratenientes, ellos tienen la mayor cantidad de tierras y ni las trabajan, mientras, que el campesino puede trabajarla para que haya mayor producción y activación. Los gobiernos tampoco se responsabilizan de hacer intervenciones y repartir justa y equitativamente las tierras, los terrateniente atropellan, maltratan y desplazan al campesino que vienen de familias ancestrales, y todo esto para obtener más espacios por el sólo hecho de tenerlas. Mucho menos de ayudar económicamente para que el campesino produzca. Por otro lado el campesino de Latinoamérica no lucha lo suficiente para exigir y obtener su espacio y ayuda del gobierno, está dormido, no está luchando por sus derechos, ya dio su ejemplo México, con el sistema ejidal, un modelo de sistema agrario justo, ahora necesitan apoyo económico. Es hora que el campesino se defienda, aprenda y esté unido, forme sindicatos y luche para obtener tierras, ayuda económica, solicitar abolición de impuestos, pareciera que aún no se han dado cuenta que tienen mucho por ganar, son los dueños de la alimentación de los pueblos y ciudades y si se manifiestan con la huelga, podrán obtener la restitución de sus derechos.