Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Horus y Seth¿Qué diferencia existe entre el Ser y el Yo?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Incuestionablemente, el Conocimiento gnóstico escapa siempre a los normales análisis del racionalismo subjetivo.

El correlato de este Conocimiento es la intimidad infinita de la persona, el Ser.

La razón de ser del Ser es el mismo Ser. Sólo el Ser puede conocerse a sí mismo.

El Ser, por lo tanto, se auto conoce en la Gnosis.

El Ser, revaluándose y conociéndose a sí mismo, es la Auto-Gnosis. Indubitablemente, ésta última, en sí misma, es la Gnosis.

El auto-conocimiento de Ser es un movimiento Supra-racional que depende de Él, que nada tiene que ver con el intelectualismo.

El abismo que existe entre el Ser y el Yo es infranqueable y, por esto, el Neuma, el Espíritu, se reconoce y este reconocerse es un acto autónomo para el que la razón subjetiva del mamífero intelectual resulta ineficaz, insuficiente, terriblemente pobre.

Auto-Conocimiento, Auto-Gnosis, implica la aniquilación del Yo como trabajo previo, urgente, impostergable.

El Yo, el Ego, está compuesto por sumas y restas de elementos subjetivos, inhumanos, bestiales, que incuestionablemente tienen un principio y un fin.

La Esencia, la Conciencia, embutida, embotellada, enfrascada entre los diversos elementos que constituyen el mí mismo, el Ego, desafortunadamente se procesa dolorosamente en virtud de su propio condicionamiento.

Disolviendo al Yo, la Esencia, la Conciencia, despierta, se ilumina, se libera, entonces deviene como consecuencia o corolario el Auto-Conocimiento, la Auto-Gnosis.

Indubitablemente, la revelación legítima tiene sus basamentos irrefutables, irrebatibles, en la Auto-Gnosis.

La revelación gnóstica es siempre inmediata, directa, intuitiva; excluye radicalmente a las operaciones intelectuales de tipo subjetivo y nada tiene que ver con la experiencia y ensamble de datos fundamentalmente sensoriales.

La Inteligencia o Nous en su sentido gnoseológico, si bien es cierto que puede servir de basamento a la Intelección iluminada, se niega rotundamente a caer en el vano intelectualismo.

Resultan palmarías y evidentes las características ontológicas, pneumáticas y espirituales de Nous (Inteligencia).

En nombre de la verdad declaro solemnemente que el Ser es la única real existencia, ante cuya transparencia inefable y terriblemente divina eso que llamamos Yo, Ego, mí mismo, sí mismo, es meramente tinieblas exteriores, llanto y crujir de dientes.

La Auto-Gnosis o reconocimiento auto gnóstico del Ser, dada la vertiente antropológica del Neuma o Espíritu, resulta algo decididamente salvador.

Conocerse a sí mismo es haber logrado la identificación con su propio Ser divinal.

Saberse idéntico con su propio Neuma o Espíritu, experimentar directamente la identificación entre lo conocido y lo cognoscente, es eso que podemos y debemos definir como Autognosis.

Ostensiblemente, esta develación extraordinaria nos invita a morir en sí mismos a fin de que el Ser se manifieste en nosotros.

Por el contrario, alejarse del Ser, continuar como Ego dentro de la herejía de la separatividad, significa condenarse a la involución sumergida de los Mundos Infiernos.

Samael Aun Weor. Doctrina Secreta de Anahuac

Ahonda en este tema en: El Glosario Gnóstico en las Palabras Ser y Ego

Algunas respuestas de alumnos del ICQ Gnosis (tomadas al Azar)

Nombre: Cayetana Emilia González. Localidad: República Dominicana

Respuesta: EL SER, es lo puro, aquella parte de DIOS que habita en nosotros; es aquello desconocido de instante en instante, que nos mueve a estar en alerta en cada momento de la existencia; mientras que EL EGO, ES LO AGREGADO en 'nosotros ,algo que hemos adquirido, constituido por malos hábitos que aprendemos a través de los sentidos ,el medioambiente que nos rodea, la herencia familiar ,la malas prácticas hechas en toda nuestra existencia.

Nombre: Alberto Araoz Ramírez. Localidad: Bogotá Colombia

Respuesta: El ser es el ser y la razón de ser es el mismo ser. El ser es lo único que vale la pena en nosotros. El Yo es el Ego, agregados psicológicos en nuestro interior nacidos de nuestros errores, el yo es la afirmación de lo que no es real, el Yo es causa de la ignorancia.

Nombre: Priscila Ochoa Ravelo. Localidad: Bogotá, Colombia

Respuesta: La diferencia entre el Ser y el Yo: es que el ser representa lo Divino, lo inmortal de cada ser humano. Nosotros debemos trabajar mucho para alcanzar a poseer la chispa Divina del Ser dentro de nosotros, por eso debemos despertar nuestra conciencia y conocernos a nosotros mismos para alcanzar el estado Real del Ser. En cambio el Yo representa todos nuestros defectos psicológicos, nuestro ego, son las diferentes personas que existen dentro de nosotros y que debemos aprender a eliminar para despertar nuestra conciencia. Saludos fraternales Priscila

Nombre: Joel I Mendoza. Localidad: Richmond Va USA

Respuesta: El Ser: Es nuestro padre interior que llevamos dentro de nosotros es el que guía nuestros pasos por el camino del bien es esa luz divina que nos ilumina cuando estamos en tinieblas, es esa voz que nos aconseja cuando dudamos de su existencia, es el verbo, es el alfa y la omega, es todo lo que existe, lo que fue, lo que será, es todo lo que existe en este mundo y mundos superiores, galaxias, dimensiones, es nuestro padre de todo lo creado, por el existe la vida sin él no somos nada. El es nuestra propia madre divina, la que sufre, llora, la que da su vida por nosotros para que nada nos falte. Aunque seamos los más bajos criminales de la historia siempre te perdona, es la que te sana consuela. Es la que siempre espera cuando te ausentas y sino regresas ella te busca nunca se cansa de esperar. El Yo: es todo lo negativo, lo malo, lo que destruye al alma al espíritu y lo físico. Son esos monstruos disfrazados de buenas intensiones para ser caer al hombre en los más bajos escrúpulos que lo llevan a la destrucción al fracaso a la banca rota y a las guerras internas en el hombre contra los hombres. Son esas legiones de odio avaricia, celos, codicia, poder para obtener riquezas dominar a las naciones y esclavizarlas.