Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Ganador (a) de la Audio Conferencia.

Nombre: Rosalba Álvarez Localidad: Ibagué - Colombia

Esta es la pregunta que se realizó la semana pasada.

Rosas¿Por qué las rosas curan las penas morales evitando inclusive el suicidio?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

La rosa es la reina de las flores. La rosa está influenciada por Venus, la estrella del amor, el lucero de la mañana.

¿Cuándo y en qué época ha hablado algún médico sobre los sufrimientos de índole moral?

Cuántas personas mueren a diario y enferman a causa de sufrimientos morales, y sin embargo, es triste decirlo, jamás ha habido un compasivo que le entregue a la humanidad la fórmula exacta para curarse de penas morales. Son innumerables los casos de “suicidio”, y nunca había hablado nadie sobre la magia de las rosas.

Fórmula mágica de las rosas

Sobre una mesa se ponen tres vasos de cristal llenos de agua pura, y en cada vaso una  rosa. Estos vasos se colocarán formando triángulo, al Norte, Oriente y Occidente. Cada vaso deberá ser bendecido por el mismo interesado, y éste se tomará tres vasos diarios de este agua de rosas, en el siguiente orden: Antes del desayuno, el vaso del Oriente; antes del almuerzo, el vaso del Norte; y antes de la comida, el vaso del Occidente.

Este tratamiento deberá ir acompañado de una súplica sincera al INTIMO y a la FRATERNIDAD BLANCA, para que le ayuden a salir del dolor moral en que se encuentra. Con esta fórmula sostenida por varios días, se curará cualquier “pena moral”, por grave que sea.

Samael Aun Weor. Libro “Medicina oculta y magia práctica”

Algunas respuestas de alumnos del ICQ Gnosis (tomadas al Azar)

Nombre: Rosalba Álvarez Localidad: Ibagué - Colombia

Respuesta: Debe ser la bondad del elemental, no sé. Lo cierto es que las rosas tienen magia, y siguiendo los pasos de un pequeño ritual, e invocando a nuestro ser interior y a la Gran hermandad blanca para que nos ayuden a salir de la pena que estamos pasando, obtenemos la cura para una pena moral. Secreto que no lo saben los médicos, pues si lo supieran no se suicidarían tantas personas en el mundo=

Nombre: Edwin Rolando Letona Mejía Localidad: Ciudad de Guatemala C.A.

Respuesta: Para curarse de las penas morales, existe la ayuda en la valiosa fórmula mágica de las rosas. Para acceder a su ayuda es necesario adquirir los conocimientos trascendentales, y que sabiamente aplicados a nuestra existencia, nos pueden brindar una guía hacia el camino de perfección. La humanidad necesita encontrar ayuda para soportar las crueldades humanas; ya que también existen las crueldades espirituales. A las almas que penosamente transitamos por el sendero de la vida, la puñalada que más la lástima, es la crueldad espiritual recibida de aparentes hermanos espirituales; los cuales nos hieren con infinidad de canalladas e infamias; que laceran el pobre corazón afligido. La rosa está influenciada por Venus, la estrella del amor, y en ella vive un gran Maestro; el Maestro llamado Llanos. La rosa es la reina de las flores y con su inmaculada belleza, puede amortiguar alguna enfermedad a consecuencia de una puñalada espiritual, o de alguna pena moral que puede inducir a alguno al suicidio.

Nombre: Yolanda Noguez Cerón Localidad: Tulancingo Hidalgo

Respuesta: las rosas son algo mágico que además de su belleza pueden aliviar los males de la esencia, los elementales de la rosa nos pueden ayudar si se los pedimos de la manera adecuada, con todo respeto y gran fe, poniendo tres rosas en tres vasos con agua limpia, orientados con los puntos cardinales haciéndoles la elementoterapia y pidiendo con todas nuestras fuerzas y con mucha fe a nuestro intimo, a los maestros blancos y a los elementales de la rosa para que alivien nuestras penas, tomamos el agua de los vasos una con cada comida y llenamos nuevamente los vasos para el día siguiente, así durante varios días, hasta que nos sintamos mejor.

Nombre: Francisco López Arce Localidad: San José, Costa Rica

Respuesta: Porque el elemental de las rosas tiene esa virtud, de ayudarnos a eliminar tales estados negativos de conciencia, o depresiones.