Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Estudia en ti mismo la Retórica del Ego y da un ejemplo propio

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

La retórica del ego es el arte de hablar bien y con elegancia, de una manera tan sutil que no nos damos cuenta en qué momento hemos ya caído en el error. La retórica del ego es tan subliminal que por esa razón nuestra conciencia está así de dormida y sin darnos cuenta.

Vemos el ego con su retórica llevando a los pueblos a una carrera armamentista: "El volumen del comercio pesado -aviones, buques de guerra y transportes blindados- entre los países tercer mundistas se duplicó entre 1973 y 1976, en tanto que se elevaron al doble sus importaciones". Lo curioso es que en una época en la que se habla de control de armas y de paz, los países en vías de un supuesto desarrollo con la ayuda de los supuestamente industrializados, aumentan su capacidad de ¡destrucción! ¿Es esto -cabe preguntar-el camino adecuado para el desarme y la paz mundial? Todo lo contrario, es ¡la retórica del ego!.

Mientras los bípedos humanos siguen fascinados con los inventos y con todas las aparentes maravillas del Anticristo -la ciencia materialista-, en Etiopía, desde 1973 hasta la fecha, han muerto 200.000 personas del hambre ¿Es esto civilización? Esta es la retórica del ego...

El bípedo humano sólo quiere vivir en su mundito que ya no sirve para nada. La psicología materialista, la psicología experimental, no sirve para nada. La prueba es que no ha podido solucionar los problemas mentales que afectan al pueblo de los Estados Unidos; prueba de ello es que continúan y se multiplican por las grandes ciudades de la Unión americana las famosas "pandillas". Veamos: en la ciudad de New York existen "Los Sucios", grupo cuyos miembros son de unos 30 años de edad, usan "ropas sucias" y botas de piel. Se reúnen en los techos de las casas y se enorgullecen de que se les considere buenos billaristas.

"Los ciclistas desconocidos", también, más o menos de la misma edad, se visten a la usanza de los "ángeles infernales" y llevan chamarras de cuero con grandes ziperes. Sus bicicletas son viejas Schwinn que han sido adaptadas con horquillas alargadas para que semejen motocicletas.

La violencia es una parte aceptada de su vida, en cada uno de los miles de integrantes y pandillas que existen en ese país y que lastimosamente los bípedos humanos de otros países quieren imitar. ¿Es esto liberación psicológica? ¡Falso! Esta es la retórica del ego que a todos tiene engañados. Solamente viviendo las enseñanzas que entrego en todo este auténtico Tratado de Psicología Revolucionaria llevada a la práctica, podrán los bípedos humanos liberarse de la retórica del ego.

Samael Aun Weor. La Revolución de la Dialéctica

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Carmen Localidad: Zaragoza España

Respuesta: La retórica del ego. El ego aprovecha cualquier ocasión para para desarrollarse una de sus formas es recrearse en sus expresiones si observamos nuestras opiniones todo lo que escapa de la concreción y sencillez es retórica pura, el arte de no decir nada pareciendo por el contrario ser muy elocuente. Mis momentos de retórica ¡muchos! quiero evitarlos, pero mi debilidad espiritual es grande, debo pedir por mí para ser humilde y valiente para no justificarme

Nombre: Purificación García Localidad: Jaen (España)

Respuesta: El ego me maneja a su antojo él quiere ser el protagonista en mi vida y cada vez que me propongo trabajar encontrándolo, observándolo, comprendiéndolo para posteriormente intentar eliminarlo, habla de tal forma que me engaña y me hace creer que lo que él dice es lo que yo debo hacer que eso que él quiere que yo haga es lo correcto. Por ejemplo hasta hace un mes yo dedicaba tiempo diario a la meditación que es parte sine qua non para poder trabajar la gnosis y pude comprender que ese era el camino correcto entonces el ego que no quiere que el animal intelectual despierte y llegue a convertirse en hombre me envolvió con su retórica siniestra y no sólo habla el ego con palabras humanas sino que habla con acontecimientos. Así el ego se valió de acontecimientos que afectaron a mi vida y que no podía yo evitar y me sedujo de tal forma que dediqué mi tiempo y mi energía a resolver esos acontecimientos nuevos de mi vida con tanto empeño que dejé de meditar diariamente por falta de tiempo, no tenía tiempo para localizar e intentar pulverizar el ego porque estaba como marioneta a sus órdenes. Es fácil caer en esta trampa, es difícil mantenerse siempre alerta y observarle como se mueve y adonde quiere llevarme, pero tengo que seguir intentándolo, aunque me cueste volver a empezar cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo. Todo lo que me rodea lo utiliza el ego para adormecerme, utiliza los medios materiales, utiliza a los amigos, utiliza el trabajo, utiliza la situación de crisis, utiliza incluso la religión, pero yo debo estar alerta, quiero estar despierta en el mundo físico y en el astral, porque cuando muera mi cuerpo físico quiero, al menos, saber que estoy muerta.

Nombre: Edwin Rolando Letona Mejía Localidad: Ciudad de Guatemala

Respuesta: La retórica del ego maneja a nuestra sociedad, materialista y superficial. A todos los maneja el ego del orgullo, de la ira, del ansia de poder, de riqueza. Esta sociedad de bípedos está dormida, no tiene valores y no cree más que en el oropel de la vanidad. Un ejemplo, ?a quienes nos interesan los dones del espíritu? Todos estamos metidos en una lucha por sobrevivir aun a costa del dolor y sufrimiento de los otros. Su vida no nos interesa, el ego nos dice que nuestros apetitos son los únicos que tienen valor.