Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Por qué las opiniones no pueden resolver los problemas de la sociedad?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Las opiniones de los intelectuales de derecha o de izquierda no podrían resolver este problema porque dicha clase de opiniones intelectuales están condicionadas por las teorías que ellos han leído y estudiado. La mente de los líderes de derecha o de izquierda está de hecho embotellada entre lo mismo que ellos están estudiando, y como es lógico, sólo piensan y opinan en función de su propio embotellamiento.

Realmente sólo podremos resolver el gran problema del individuo y la sociedad, librándonos de la influencia de toda propaganda. El problema no puede resolverlo la opinión ni la propaganda política. Nosotros mismos debemos resolver el problema. Necesitamos aprender a pensar por sí mismos. Ningún líder, ni libro alguno puede resolvernos este problema.

El individuo es el resultado del ambiente de la religión, cultura, familia, etc. El individuo es el resultado de las influencias sociales que nos rodean, esto es innegable, sea cual fuere la religión o partido político, que un individuo profese es el resultado de las influencias sociales que lo rodean.

Si queremos averiguar algo más, si queremos saber si somos algo más que un simple resultado de las influencias sociales, si queremos saber si además de las influencias sociales existe dentro de nosotros alguna otra cosa, tenemos que empezar por ser libres pensadores.

Es necesario empezar por poner en tela de juicio la influencia social, política, económica, ambiental, las ideologías, etc., etc., etc. Sólo aquellos hombres que así procedan, y piensen, y analicen, podrán de verdad iniciar una nueva era de paz, abundancia y perfección.

El mundo actual se halla muy cerca de la tercera guerra mundial y es necesario que nosotros comprendamos el problema del individuo y la sociedad. Si el individuo existe para la sociedad será esclavo. Empero si la cuestión es diferente, si la sociedad existe para el individuo, éste será libre, y la sociedad de hecho siendo la extensión del individuo será también libre y feliz.

Si queremos resolver este problema debemos abstenernos de opinar. Toda opinión puede ser discutida. Debemos resolver el problema meditando en él. Es necesario resolver el problema meditando en él. Es necesario resolverlo con la mente y el corazón. Debemos aprender a pensar por sí mismos. Es absurdo repetir como loros las opiniones ajenas.

Cuando descubrimos conscientemente con la Mente-Corazón que dentro del hombre existe algo más, algo que no es producto de la sociedad ni del ambiente, entonces se verifica dentro de nuestra Conciencia Interna un cambio total, radical y maravilloso.

Libro El Cristo Social Samael Aun Weor

Más información: Capítulo 12 "El Gran problema" Libro El Cristo Social

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Susana del Carmen Hermosilla Barrios Localidad: San Felipe Chile

Respuesta: Porque las opiniones se basan en las creencias de cada persona, por lo tanto, las opiniones pueden ser diversas o coincidir, según las similitudes, que tengan quienes opinan. Son las actitudes las que provocan el cambio y para ello, necesitamos despertar Conciencia y ser mejores personas. Al cambiar íntimamente, el cambio es evidente y nos volvemos ejemplo a seguir. De esta forma la gente imita y ya no es la opinión la que pesa, sino la persona misma, la que vale.

Nombre: Enrique Herrero Bendicho Localidad: Barcelona, España

Respuesta: Las opiniones son normalmente aceptadas sin cuestionar en las sociedades en que han surgido. Son diversas y cambiantes. Debemos enfrentarnos a las cosas de primera mano y por nosotros mismos. La meditación nos permite descubrir en nosotros aquello que es realmente libre. Es necesario que los ciudadanos se liberen para que la sociedad se libere. Sólo una sociedad libre trabajará en el beneficio de todos sus ciudadanos desde el primero hasta el último.

Nombre: Maricela Arellano Localidad: Morelos, México.

Respuesta: Las opiniones no pueden resolver los problemas de la sociedad, porque es muy diferente opinar a actuar, el cambio no se va hacer opinando, sino actuando, un cambio que inicie en nosotros, una manera de actuar diferente en que se active el cristo social que está dentro y que nuestro ego no lo deja actuar, hay que liberarnos para que nosotros cambiemos y la sociedad cambie.