Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Cómo harías para salir triunfante de las casas del frío, fuego, tigres y murciélago?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

A través de las pruebas de la ordalía a que eran sometidos los candidatos a iniciados en las antiguas escuelas de misterios Nahuas, el alma animal de éstos se retrataba a veces como murciélago porque, como el murciélago, el alma de ellos estaba ciega y privada de poder por falta de luz espiritual del Sol. Como vampiros, los depravados y avaros se arrojan sobre sus presas para devorar las sustancias vivas que hay en ellas y después, deambulando perezosamente, regresan a las sombrías cavernas de los sentidos donde se ocultan de la luz del día como todos los que viven en las sombras de la ignorancia, de la desesperación y del mal. El mundo de la ignorancia está gobernado por el temor, el odio, la codicia y la lujuria. En sus sombrías cavernas vagan los hombres y mujeres que sólo se mueven al vaivén de sus pasiones. Sólo cuando el hombre realiza las verdades espirituales de la vida, escapa de ese subterráneo, de esa maldita caverna de murciélagos donde Comazotz, que muchas veces mata con su sola presencia, permanece oculto acechando a sus víctimas. El Sol de la Verdad se levanta en el hombre e ilumina a su mundo cuando este eleva su mente desde la oscuridad de la ignorancia y el egoísmo hacia la luz de la sabiduría y el altruismo. .

Samael Aun Weor. Magia Cristica Azteca

Respuesta del libro: Enseñanzas Secretas del Popol Vuh

Con troncos viejos es que podemos sostenernos en la enseñanza, esto es la vivencia directa de las cosas, la comprensión profunda de la gnosis, de no dejarla a nivel intelectual, que penetre en nuestro corazón, los maderos son viejos porque nos indica la necesidad de la experiencia mística directa...

Entre más fuerte sea la tentación, si la pasamos, más fuerte será la virtud obtenida. Pero para lograrlo tenemos que entregarle huesos de animales, es decir, es en base a la muerte de los distintos defectos que conforman la lujuria, es como podríamos lograr que los tigres de la tentación no nos devoren...

Pero los que somos iracundos, los que respondemos violentamente ante las circunstancias de la vida, los que no sabemos ser serenos, fracasamos en la prueba, somos devorados por las llamas de la Casa de Fuego de Xibalbá...

La Casa del Murciélago es una alegoría de mucha actualidad, nosotros, como vampiros, solemos actuar en contra de nuestros semejantes al lanzarnos sobre nuestras víctimas, que además de los que consideramos como enemigos, también pueden ser nuestros padres, hijos, hermanos o pareja sentimental, para vampirizar sus valores...

Más información: Enseñanzas Secretas del Popol Vuh. Cap. 10 Casas del frío, fuego, tigres y murciélago

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: José Mauricio Galindo Marionna  Localidad: Puebla Pue. México

Respuesta: Buen día, en mi opinión,  es necesario que para poder salir triunfante de las casas, lo primero que hay que hacer, es estar en recuerdo de sí mismo ,en constante autobservación para poder identificar los momentos en que se presentan las diferentes pruebas y no caer en la lujuria (tigres) ,en la ira (fuego) , ingratitud traición egoísmo (murciélago) , y en el momento anteponer sus virtudes opuestas en el acto , y posteriormente llevar al análisis y la meditación esas ramificaciones ecoicas para comprenderlas y después proceder a eliminarlas, haciendo así frente a nuestros propios errores para darnos cuenta de que nosotros mismos somos los causantes de nuestra situación actual sea cual sea . Es muy importante en cuanto al (frio), contrarrestarlo con la Práctica diaria, establecernos una rutina mínima de acción y ejecutarla constantemente día a día, que lo que aprendamos con la lectura o en las clases, no se quede solo en el plano intelectual, sino que aterrizarlo en la práctica. Bien lo anterior suena fácil, pero los que pretendemos estar en este camino sabemos en realidad lo difícil que es, y solo nos resta pedir fuerza e iluminación a nuestra madre divina y al padre eterno. GRACIAS

Nombre: Chaves Nidia María Localidad: Florencia. (Italia)

Respuesta: Si deseo salir triunfante de las varias casas como el (frio) debo aprender a deshacer ese frio que me envuelve, trabajando duramente para no dejarme aprisionar de los tantos defectos yoes, y el ego que juntos y aleados desean dominarme. Debo aprender a superar varias pruebas que me vienen encuentro fortaleciendo la serenidad, la tranquilidad, que junto a la dulzura que hay en mi pueden ser un escudo de protección para cada acontecimiento, así mi fuerza espiritual me libra del (fuego), que me quiere devorar. La fuerza y la sabiduría son dos armas que me pueden ayudar a trascender cada tentación y vencer (las tigres) (defectos psicológicos) que me dominan, y solo haciéndolos morir puedo vencer esta batalla. La (casa del murciélago) es como un espejo que me hace ver las tinieblas (psicológicas) que hay en mí, pero también me puede indicar la salida para llegar a la luz ,pues así como el murciélago (no es prisionero) en esa casa, porque sabe siempre encontrar la salida hacia la luz así debo yo también trascender a esas tinieblas superándolas con la fuerza de voluntad para salir triunfante de cada prueba, de cada una de esas casas, encontrando la luz y sintiéndome envuelta por ella que me hará brillar siempre más, en todo mi ser .

Nombre: Marco Lino Aranda Localidad: Mérida, Venezuela.

Respuesta: Saludos. "Frío en el alma", dice la canción popular, los reparos que le encontramos a todo y nos alejamos, "fuego que me quemas", lo iracundo, molestos por la actuación de las personas, el querer a toda hora que se haga nuestra voluntad, tigre somos para devorar las tentaciones sin atenernos a las consecuencias, vampiros succionadores de las personas, siempre imponiéndonos sin respetar la individualidad ajena. Habla el V.M. Samael, del Sagrado Dios Camazots, a quien debemos solicitar ayuda para lograr enfrentarnos a nosotros mismos, conocernos y erradicar al tenebroso ego. Gracias, vuestro, Marcolino.