Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Qué se lograría con la inversión del Yo y del otro en el desarrollo la cooperación consciente?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

La inversión del yo y del otro es el fundamento de la cooperación humana.

Shantideva dijo: “El que quiere salvar rápidamente al otro y así mismo debe practicar el gran secreto: la inversión del yo y del otro”.

“El amor desmedido del yo hace temer ante el menor peligro: ¿Quién no aborrecería a ese yo tan inquietante como a un enemigo; A ese yo que deseando combatir la enfermedad, el hambre y la sed, extermina pájaros, peces, cuadrúpedos, y se erige en enemigo de todo cuanto vive; a ese yo que por el amor al lucro o a los honores llegaría a matar Padre y Madre a robar el patrimonio de las tres yogas, con lo cual se convertiría en combustible de los fuegos del infierno?”.

“Qué hombre sensato desearía conservar, querer y conservar su cuerpo convertirlo en un objeto de veneración, viendo en él a un enemigo”.

“¿Si doy, que tendré para comer? Este egoísmo hará de ti un ogro. ¿Si como que tendré para dar? Esta generosidad hará de ti el rey de los Dioses”.

“Cualquiera que haga padecer a otro por sí mismo arderá en los infiernos, cualquiera que padezca por otro tiene derecho a todas las felicidades”.

“La misma ambición que acarrea suplicios en el otro mundo y la vergüenza y la estupidez en éste, si se transfiere a otro produce dicha celestial, gloria, inteligencia”.

“Aquél que impone a otro la tarea de trabajar por él tendrá como retribución la esclavitud; aquél que se impone la tarea de trabajar por otro tendrá como recompensa el poder”.

“Todos los que son desdichados, lo son por haber turbado su propia dicha; Todos los que son felices lo son por haber buscado la dicha de otros”.

¿Para que tantas palabras? “Comparad solamente al tonto atado a su propio interés y al santo que obra por el interés del prójimo”.

“Ciertamente, nadie podrá obtener la dignidad del Buda, ni siquiera la dicha en el mundo de la trasmigración, si no es capaz de cambiar su bienestar por la pena del otro”.

“Sin hablar del otro mundo, ¿acaso nuestro interés en éste no se halla comprometido cuando el servidor no realiza su tarea o cuando el amo no le paga su salario?”

“Lejos de trabajar para el bienestar común, lo cual es el principio de la felicidad, tanto en este mundo como en el otro, los hombres no buscan más que perjudicarse mutuamente y expían este extravío con terribles padecimientos”.

“Todas las catástrofes, todos los dolores, todos los peligros del mundo provienen del apego al yo: ¿Porqué conservárselo?

“Quien no se despoja del yo no puede evitar el sufrimiento del mismo modo que quien no se aparta del fuego no puede evitar la quemadura”.

“Así pues, para apaciguar mi dolor y el del otro, yo me entrego a los otros y adopto a los otros como yo”.

“Pertenezco a los otros, esta debe ser tu convicción. Oh corazón mío, el interés de todos los seres debe ser en adelante tu único pensamiento”.

“No está bien que estos ojos que son para los demás vean en favor mío; no está bien que estas manos que pertenecen a los demás obren en favor mío”.

“Preocupado únicamente por el bien de la criaturas, todo cuanto consideres útil en tu cuerpo debes ponerlo al servicio de los otros”.

Realmente el único yo que nosotros los Gnósticos debemos aceptar como nuestro es el yo del prójimo. Los sufrimientos del prójimo, el dolor ajeno.

Los leones de la ley, los Señores del Karma no tienen yo, pero consideran como yo a cada persona, a cada semejante, a cada criatura. Ellos siendo tan perfectos se han adaptado a sí mismos al yo ajeno de cada persona del mundo y llenos de dolor exclaman: yo soy ladrón, yo soy fornicario, yo soy adúltero, yo debo mucho Karma.

Los grandes seres adoptan como yo al yo del prójimo.

Ningún maestro de la humanidad dice: yo soy perfecto, yo soy santo, yo soy poderoso, etc., los perfectos sólo dicen: “Cada uno de nosotros es un mal caracol entre el seno del padre”.

Jesús el Cristo dijo: “No hagas a otros lo que no quisieras que te hagan a ti mismo”.

Realmente uno se asombra ante los atormentadores, de ninguna manera ellos quisieran ser atormentados. ¿Qué es pasa pues? ¿Porqué atormentan? Se necesita estar dormido para atormentar al prójimo... ellos realmente están dormidos, tienen la Conciencia profundamente dormida, eso es todo.

La inversión del yo y del otro nos lleva hasta la cooperación consciente.

Si no queremos que el comerciante vecino nos perjudique no lo perjudiquemos, no hagamos a otro lo que no queremos que otro nos haga, aprender a cooperar es inteligencia.

La inversión del yo y del otro nos hace comprender la necesidad de la cooperación consciente.

 

Libro El Cristo Social Samael Aun Weor

Información completa: Capitulo XXV. Civilización y Barbarie. Libro El Cristo Social

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Paquita Carrión Molina Localidad: Valls España

Respuesta: Si pensáramos más en los demás de lo que lo hacemos las cosas irían muchísimo mejor. Si recibimos lo que damos, es clara la respuesta! Por lo tanto si ayudamos, cooperamos con los demás nos ayudamos a nosotros mismos, debemos pensar antes de actuar, que es lo que hacemos y decimos con un trabajador, amigo, vecino, hermana madre etc. El mal que hagamos egoístamente, verbalmente, lo pagaremos de igual manera. Debemos cooperar con los demás, ayudarlos nos ayudara a nosotros mismos a todos los niveles, social, familiar, religión, amistad, trabajador etc.; etc. Por lo tanto para ser felices tenemos que hacer felices a los demás eliminando el Yo egoísta, el Yo codicioso etc.; etc. Si todos cooperásemos conscientemente con la inversión del y del otro, la vida sería muy distinta a la que es.

Nombre: Marco Lino Aranda A. Localidad: Maracaibo, Venezuela.

Respuesta: Reciban cordial saludo. El Venerable Samael, Avatara de esta ERA de Acuario, enseña e insiste en que el proceso interno de Liberación se apoya en un trípode, tal es: 1.- Nacer. 2.-Morir. 3.- Sacrificio por la humanidad. Nos ocuparemos del tercer factor, sacrificio. Sacrificio es anteponer los asuntos de otro por los nuestros, en términos coloquiales, echarle una mano al otro. En buen castellano se llama cooperar, el símbolo de Acuario, el pino, el árbol de la cooperación, la ayuda mutua, no la competencia, sino la asistencia, el compañerismo. El Venerable Samael afirma que en acuario la vida es de ayuda mutua, de servicio desinteresado, nosotros tenemos que ir a la vanguardia de la asistencia al prójimo, cómo? Haciéndonos partícipes de la ayuda desinteresada, realizando el sacrificio por las otras personas, siendo leales con los demás, siendo solidario hacia quien pueda requerirnos. Gracias, vuestro servidor y alumno, Marcolino.

Nombre: Camilo Winchery Forero Localidad: Bogotá Colombia

Respuesta: no podemos seguir con el pensamiento egoico y sin sentido que el gobierno nos provea todo y echándole la culpa de todo lo que nos sucede, es necesario también poner de nuestra parta para empezar el cambio con mutua cooperación ,el cambio también debe empezar internamente para logra un cambio en nuestro alrededor.