Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Qué defectos psicológicos causan las guerras?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Cuando los polluelos tienen miedo se esconden debajo de las alas amorosas de la gallina en busca de seguridad. El niño asustado corre en busca de su madre porque junto a ella se cree seguro. Está pues demostrado que el MIEDO y la búsqueda de SEGURIDAD se encuentran siempre íntimamente asociados.

El hombre que teme verse asaltado por bandidos busca seguridad en su pistola. El país que teme verse atacado por otro país, comprará cañones, aviones, buques de guerra y armará ejércitos y se pondrá en pie de guerra. Muchos sujetos que no saben trabajar, aterrorizados ante la miseria buscan seguridad en el delito, y se vuelven ladrones, asaltantes, etc... Muchas mujeres faltas de inteligencia asustadas ante la posibilidad de la miseria se convierten en prostitutas.

El hombre celoso teme perder a su mujer y busca seguridad en la pistola, mata y después es claro que va a parar a la cárcel. La mujer celosa mata a su rival o a su marido y así se convierte en asesina. Ella teme perder a su marido y queriendo asegurárselo mata a la otra o se resuelve asesinarlo. El casero miedoso de que la gente no le pague el alquiler de la casa, exige contratos, fiadores, depósitos, etc., queriendo así asegurarse y si una viuda pobre y llena de hijos no puede llenar tan tremendos requisitos, y si todos los caseros de una ciudad hacen lo mismo, al fin la infeliz tendrá que irse a dormir con sus hijos a la calle o en los parques de la ciudad. Todas las guerras tienen su origen en el miedo.

Las gestapos, las torturas, los campos de concentración, las siberias, las espantosas cárceles, destierros, trabajos forzados, fusilamientos, etc. tienen origen en el miedo. Las naciones atacan a otras naciones por miedo; buscan seguridad en la violencia, creen que matando, invadiendo, etc. podrán hacerse seguras, fuertes, poderosas. En las oficinas de policía secreta, contra-espionaje, etc. tanto en el este como en el oeste, se tortura a los espías, se teme de ellos, quieren hacerles confesar con el propósito de hallar seguridad para el Estado. Todos los delitos, todas las guerras, todos los crímenes, tienen su origen en el miedo y en la búsqueda de seguridad.

Samael Aun Weor. Educación Fundamental

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: María Teresa Cadena Zarate Localidad: Puebla, México

Respuesta: Los defectos psicológicos que causan las guerras son: el miedo, ya que tenemos miedo a todo lo que esto conlleva como las enfermedades, y la misma muerte, así mismo otro defecto es el mismo egoísmo que se ramifica en yoes pluralizados, solo preocupándonos de los desastres que ocasionan las guerras.

Nombre: José Avelino Ramírez H. Localidad: Bogotá - Colombia

Respuesta: Una experiencia de vulnerabilidad y de peligro, de indefensión y de terror, pueden marcar en profundidad el psiquismo de las personas, en especial de los niños. El espectáculo de violaciones, de asesinatos, de torturas, ejecuciones masivas, bombardeos, arrasamiento o exterminios de poblados enteros, es casi por necesidad traumatizante; sobrepasa los mecanismos de reacción del individuo a situaciones extremas.

Nombre: Gabriela Olivan Torijano Localidad: Querétaro, Qro. México

Respuesta: La ambición los países se arman para dominar a otros para adueñarse de sus riquezas, se arman por temor por miedo de que les quiten, la gente hace lo mismo pelean entre sí, por querer demostrar que pueden más la ambición a ser superiores en cualquier aspecto.

Nombre: Purificación García Localidad: Jaén (España)

Respuesta: Mientras haya guerra dentro de nosotros habrá guerra fuera de nosotros. La única forma de erradicar la guerra en el mundo es erradicarla de nosotros mismos y la única forma de erradicarla de nosotros mismos es destruir, pulverizándolos, los elementos indeseables que la provocan. Mientras haya en nuestro interior esos defectos psicológicos indeseables que nos utilizan a su antojo no podremos lograr la paz interior. Dentro de nos existen el odio, la codicia, la envidia, los celos, el espíritu adquisitivo, la ambición, la ira, el orgullo que provocan la guerra destructora en nuestro interior y que reflejamos en el exterior. El miedo provoca en nosotros enaltecimiento de todos esos defectos que nos llevan a la guerra. Disolvamos el YO y advendrá a nosotros la paz del corazón y donde hay paz no hay lugar para la guerra.