Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Descubre a través de la Auto Observación una Falacia del Ego y escríbelo.

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

La falacia del ego es el hábito de engañar sin limitación alguna, procesándose ésta a través de las series del yo.

Cualquier persona puede cometer el error de volarse el cráneo como lo hace cualquier suicida cobarde e imbécil, pero el famoso yo de la Psicología jamás podrá suicidarse.

Las gentes de todas las escuelas pseudo esotéricas tienen magníficos ideales y hasta sublimes intenciones, pero todo eso continúa existiendo en el terreno del pensamiento subjetivo y miserable, todo eso es del yo.

El yo siempre es perverso, a veces se adorna con bellas virtudes y hasta se viste con la túnica de la santidad.

Cuando el yo quiere dejar de existir, no lo hace en forma desinteresada y pura, quiere continuar en forma diferente, aspira a la recompensa y a la dicha.

Por estos tiempos mecanizados de la vida hay producción en serie, series de carros, series de aviones, series de máquinas de tal o cual marca, etc., todo se ha vuelto series y hasta el mismo yo es serie.

Debemos conocer las series del yo. El yo se procesa en series y más series de pensamientos, sentimientos, deseos, odios, hábitos, etc.

Que los divisionistas del yo continúen dividiendo su ego entre "superior e inferior", allá ellos con todas sus teorías y el tan cacareado yo superior y ultra divino controlando al infeliz yo inferior.

Bien sabemos que esa división entre yo superior y yo inferior es falsa en un ciento por ciento. Superior e inferior son dos secciones de una misma cosa. Yo superior y yo inferior son las dos secciones de Satán, el yo.

¿Puede acaso una parte del yo reducir a polvo a otra parte del yo? ¿Puede acaso una parte del mí mismo decretar la ley del destierro a otra parte del mí mismo?.

Lo más que podemos hacer es ocultar astutamente lo que no nos conviene, esconder nuestras perversidades y sonreír con caras de santos, ésta es la falacia del ego, el hábito de engañar. Una parte del mí mismo puede esconder a otra parte del mí mismo. ¿Es esto algo raro? ¿Acaso el gato no esconde sus uñas? Esta es la falacia del ego. Todos nosotros llevamos por dentro al fariseo, por fuera estamos muy bonitos, pero por dentro estamos bien podridos.

Samael Aun Weor. La Revolución de la Dialéctica

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Nicasia Estela Fernández Localidad: La Calera, Córdoba, Argentina

Respuesta: A través de la auto observación descubrí que: me moleste porque mi hijo tardó en regresar a casa para almorzar entonces, me di cuenta que me sentí víctima y como castigo y para causarle culpa almorcé sola, pudiendo haber esperado y disfrutar de su compañía en paz y armonía La falacia seria el " yo victima" que esconde al "yo Verdugo"

Nombre: Libia Helena Blanco Localidad: Piedecuesta, Santander Colombia

Respuesta: La falacia del ego es el engaño del cual se vale el ego para mantenernos dormidos y poderse alimentar de instante en instante. Muchas veces pensamos que estamos haciendo bien las cosas, que nuestros pensamientos son buenos, que lo que sentimos es lo correcto, pero si no estamos en recuerdo de si, auto observándonos, respirando conscientemente, transformando las impresiones, nada de eso es verdad, es el ego el que nos está manipulando y nos podemos dar cuenta cuando nos fascinamos con lo que pensamos, sentimos o hacemos, cuando nos creemos grandes personas, que somos lo mejor. El ego no va a permitir que lo dejemos así de fácil, él siempre se está buscando la manera de distraernos en nuestro verdadero trabajo interior y se vale de nuestros gustos de las alegrías, sueños y anhelos.

Nombre: Edwin Rolando Letona Mejía Localidad: Ciudad de Guatemala

Respuesta: Es un mal habito, perteneciente a toda la humanidad. El yo es siempre perverso y a veces se viste con la túnica de la santidad y el desapego. No existe yo superior y yo inferior, son lo mismo ya que una parte no puede ni quiere destruir a la otra. La falacia del ego es el habito de la mentira. Se puede presumir de ser un santo y decir que sigue la senda de la santidad, son los escribas y fariseos, sepulcros blanqueados, tienen muchas víctimas inocentes, generalmente los de su núcleo familiar. La mente pertenece al ego y solo conociendo nuestras reacciones internas en la serenidad del pensamiento descubriremos la falacia de la serie de egos que nos manejan y se esconden de nosotros mismos.

Nombre: Marcolino Aranda Localidad: Maracaibo, Venezuela.

Respuesta: Cordial saludo. "Me dicen palabras descompuestas, groserías, apodos y no me ofendo". "Ya eliminé el ego de la ira". Eso creía, pero hablaron necedades de la Gnosis y del Venerable Maestro y enseguida saltó quien sabemos. ¿Lo había eliminado? ... Estaba escondido. Gracias, su alumno y servidor, Marcolino.