Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Qué es la Comprensión Creadora?

Respuesta de Libros del V.M. Samael Aun Weor.

El Ser y el Saber deben equilibrarse mutuamente a fin de establecer en nuestra psiquis la llamarada de la comprensión.

Cuando el saber es mayor que el ser origina confusión intelectual de toda especie.

Si el ser es mayor que el saber puede dar casos tan graves como el del santo estúpido.

En el terreno de la vida práctica conviene auto-observarnos con el propósito de auto-descubrirnos.

Es precisamente la vida práctica el gimnasio psicológico mediante el cual podemos descubrir nuestros defectos.

En estado de alerta percepción, alerta novedad, podremos verificar directamente que los defectos escondidos afloran espontáneamente.

Es claro que defecto descubierto debe ser trabajado conscientemente con el propósito de separarlo de nuestra psiquis.

Ante todo no debemos identificarnos con ningún yo-defecto si es que en realidad deseamos eliminarlo.

Si parado sobre una tabla deseamos levantar ésta para colocarla arrimada a una pared, no sería posible esto si continuáramos parados sobre ella.

Obviamente debemos empezar por separar a la tabla de sí mismos, retirándonos de la misma y luego con nuestras manos levantar la tabla y colocarla recargada al muro.

Similarmente no debemos identificarnos con ningún agregado psíquico si es que en verdad deseamos separarlo de nuestra psiquis.

Cuando uno se identifica con tal o cual yo, de hecho lo fortifica en vez de desintegrarlo.

Supongamos que un yo cualquiera de lujuria se adueña de los rollos que tenemos en el centro intelectual para proyectar en la pantalla de la mente escenas de lascivia y morbosidad sexual, si nos identificamos con tales cuadros pasionarios indubitablemente aquel yo lujurioso se fortificará tremendamente.

Mas si nosotros en vez de identificarnos con esa entidad, la separamos de nuestra psiquis considerándola como un demonio intruso, obviamente habrá surgido en nuestra intimidad la comprensión creadora.

Posteriormente podríamos darnos el lujo de enjuiciar analíticamente a tal agregado con el propósito de hacernos plenamente conscientes del mismo.

Lo grave de las gentes consiste precisamente en la identificación y esto es lamentable.

Si las gentes conocieran la doctrina de los muchos, si de verdad entendieran que ni su propia vida les pertenece, entonces no cometerían el error de la identificación.

Escenas de ira, cuadros de celos, etc., en el terreno de la vida práctica resultan útiles cuando nos hallamos en constante auto-observación psicológica.

Entonces comprobamos que ni nuestros pensamientos, ni nuestros deseos, ni nuestras acciones nos pertenecen.

Incuestionablemente múltiples yoes intervienen como intrusos de mal agüero para poner en nuestra mente pensamientos y en nuestro corazón emociones y en nuestro centro motor acciones de cualquier clase.

Es lamentable que no seamos dueños de sí mismos, que diversas entidades psicológicas hagan de nosotros lo que les viene en gana.

Desafortunadamente ni remotamente sospechamos lo que nos sucede y actuamos como simples marionetas controladas por hilos invisibles.

Lo peor de todo esto es que en vez de luchar por independizarnos de todos estos tiranuelos secretos cometemos el error de vigorizarlos y esto sucede cuando nos identificamos.

Cualquier escena callejera, cualquier drama familiar, cualquier riña tonta entre cónyuges, se debe indubitablemente a tal o cual yo, y esto es algo que jamás debemos ignorar.

La vida práctica es el espejo psicológico donde podemos vernos a sí mismos tal cual somos.

Pero ante todo debemos comprender la necesidad de vernos a sí mismos, la necesidad de cambiar radicalmente, sólo así tendremos ganas de observarnos realmente.

Quien se contenta con el estado en que vive, el necio, el retardatario, el negligente, no sentirá nunca el deseo de verse a sí mismo, se querrá demasiado y en modo alguno estará dispuesto a revisar su conducta y su modo de ser.

En forma clara diremos que en algunas comedias, dramas y tragedias de la vida práctica intervienen varios yoes que es necesario comprender.

En cualquier escena de celos pasionarios entran en juego yoes de lujuria, ira, amor propio, celos, etc., etc., etc., que posteriormente deberán ser enjuiciados analíticamente, cada uno por separado a fin de comprenderlos íntegramente con el evidente propósito de desintegrarlos totalmente.

La comprensión resulta muy elástica, por ello necesitamos ahondar cada vez más profundamente; lo que hoy comprendimos de un modo, mañana lo comprenderemos mejor.

Miradas las cosas desde este ángulo podemos verificar por sí mismos cuán útiles son las diversas circunstancias de la vida cuando en verdad las utilizamos como espejo para el auto-descubrimiento.

En modo alguno trataríamos jamás de afirmar que los dramas, comedias y tragedias de la vida práctica resultan siempre hermosos y perfectos, tal afirmación sería descabellada.

Sin embargo, por absurdas que sean las diversas situaciones de la existencia, resultan maravillosas como gimnasio psicológico.

El trabajo relacionado con la disolución de los diversos elementos que constituyen el mí mismo, resulta espantosamente difícil.

Entre las cadencias del verso también se esconde el delito. Entre el perfume delicioso de los templos, se esconde el delito.

El delito a veces se vuelve tan refinado que se confunde con la santidad, y tan cruel que se llega a parecer a la dulzura.

El delito se viste con la toga del juez, con la túnica del Maestro, con el ropaje del mendigo, con el traje del señor y hasta con la túnica del Cristo.

Comprensión es fundamental, mas en el trabajo de disolución de los agregados psíquicos, no es todo, como veremos en el capítulo siguiente.

Resulta urgente, inaplazable, hacernos conscientes de cada Yo para separarlo de nuestra Psiquis, mas eso no es todo, falta algo más, véase el capítulo dieciséis.

Samael Aun Weor. La Gran Rebelión

------------------------------------------------------------------------------------------------

Algunas Respuestas de los estudiantes (Sacadas al azar)

Nombre: Jaime Gómez M Localidad: Arica, Chile

Respuesta: Comprensión creadora, es la creación de comprensión inteligente en ausencia del Ego, libre del Yo pluralizado y / o agregados síquicos inhumanos. El actual estado de desviación - o distracción - diabólica en que se encuentra la mayoría de nuestra raza, hace difícil que se desarrolle plenamente la comprensión creadora o un centro de conciencia permanente en gran mayoría de los "humanos”. Cuando el humanoide intelectual se identifica con los Yoes de la mentira, de la envidia, lujuria etc. Esta persona esta fortificando, en vez d desintegrar ese Yo que no permite que la persona desarrolle una Comprensión Creadora o centro permanente d conciencia. Si las gentes conocieran la doctrina de los muchos, si de verdad entendieran que ni su propia vida les pertenece, entonces no cometerían el error de la identificación. He ahí, el gran error o dolor anómalo que cometen muchas personas, el no permitir que nuestro Cristo interno nos guíe en nuestro diario vivir Debemos d estar alertas - internamente - a todo momento para no permitir que el Yo Psicológico se apodere de nuestra personalidad y nos desvíe del camino real o del reino de los cielos

Nombre: Marisol Localidad: Santiago -Chile

Respuesta: Las personas pueden tener conocimiento grande intelectual donde para mi es llamado solo acumulación de conocimientos, ahora cuando se aprende a perfeccionar el ser despertar de la conciencia vamos entrando a otro estado de conciencia, mejor COMPRENSIÓN .Si la personas se identifican con los llamados sentimientos negativos, ira, celos, miedo nos identificamos con los yo, y no nos damos cuenta que ello produce barreras síquicas, los cuales en vez de liberar energía mental nos aprisionamos aún más. Es importante que cada persona trabaje sobre sus yoes, ya que ellos nos hacen repetir escenas una y otra vez, ya que viven en nosotros porque jamás nos hemos dado el trabajo de eliminarlos por medio de la observación. Aprender auto descubrirnos es equilibrar la psiquis, para llegar a una mayor COMPRENSIÓN de sí mismos...solo así llegaremos a una finalidad de lograr traspasar nuestra prisión mental y tener la verdadera liberación y evolución de conciencia mental...

Nombre: Víctor Villa Castillo Localidad: Cd. Lázaro Cárdenas, Mich., México.

Respuesta: Los seres humanos nacemos con la conciencia dormida. Solo un 3% está despierta, pero no sabemos que lo está, no somos conscientes de esta catástrofe Edénica. Vivimos sumidos en la miseria de teorías, hipótesis, cultos, estudios de esto y de aquello que los bribones del intelecto denominan: cultura, ciencia, conocimiento, etc... Vamos a la escuela a recibir montones de basura para llevar una vida envuelta en el deseo de tener más y más poder, sexo y dinero. Se nos dice que si sacamos dieces, si nos portamos bien, si somos obedientes con lo que el maestro del aula nos indica como tarea, entonces nos pasan de año con una nota de excelencia y hasta nos dan una beca para seguir metiéndonos basura. Nos han convertido en zombis. Sepulcros blanqueados con una doble moral. Por un lado acudimos los domingos en familia a la iglesia que nos queda más cerca de la casa y hacemos que nos vean nuestros familiares y amigos con el único propósito de dar una imagen de "buenas personas". No obstante de dar hasta limosna o el diezmo, del lunes al sábado somos unos perfectos diablos, tendidos como bandidos, como salteadores, como envenenadores de la sociedad ó como sacerdotes o misioneros cargados de miseria. Estamos muy lejos de tener COMPRENSIÓN CREADORA. Solo cuando nos damos cuenta de esta terrible realidad por la que vivimos en el SAMSARA, una y otra vez, por obra y gracia de la Ley de Recurrencia es que podemos practicar la MEDITACIÓN CIENTÍFICA hasta lograr el VACÍO ILUMINADOR que nos da como resultado la COMPRENSIÓN CREADORA. Es necesario limpiar la casa de Dios para que éste se nos manifieste en forma de COMPRENSIÓN CREADORA y hacer entonces SU VOLUNTAD Y NO LA NUESTRA que proviene del EGO, de los agregados psicológicos o sea NUESTRO CRITERIO PROPIO, que ni es propio ni es criterio, es BASURA. SALUDOS Y PAZ INVERENCIAL.