Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿De qué forma el Amor Propio nos impide encontrar la Verdad?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Mucho es lo que hablan los predicadores sobre la verdad, pero, ¿es acaso posible conocer la verdad cuando existe en nosotros amor propio?.

Sólo acabando con el amor propio, sólo con la mente libre de supuestos, podemos experimentar, en ausencia del yo, eso que es la Verdad.

Muchos criticarán esta obra de la «Revolución de la Dialéctica». Como siempre, los pseudo sapientes se reirán de los planteamientos revolucionarios por el delito de no coincidir estas enseñanzas con los "supuestos mentales" y complicadas teorías que éstos tienen en su memoria.

Los eruditos no son capaces de escuchar con mente espontánea, libre de supuestos mentales, teorías, preconceptos, etc., la Psicología Revolucionaria. No son capaces de abrirse a lo nuevo con mente íntegra, con mente no dividida por el batallar de las antítesis.

Los eruditos sólo escuchan para comparar con sus supuestos almacenados en la memoria. Los eruditos sólo escuchan para traducir de acuerdo con su lenguaje de prejuicios y preconceptos y llegar a la conclusión de que las enseñanzas de la Revolución de la Dialéctica son fantasía. Así son siempre los eruditos, sus mentes están ya tan degeneradas que no son capaces de descubrir lo nuevo.

El yo en su soberbia quiere que todo coincida con sus teorías y supuestos mentales. El yo quiere que todos sus caprichos se cumplan y que el Cosmos en su totalidad se someta a sus experimentos de laboratorio.

El ego aborrece a todo aquel que le hiera el amor propio. El ego adora sus teorías y preconceptos.

Muchas veces aborrecemos a alguien sin motivo alguno. ¿Por qué? Sencillamente, porque ese alguien personifica algunos errores que nosotros cargamos bien escondidos y no nos puede gustar que otro los exhiba. Realmente, los errores que a otros endilgamos, los llevamos nosotros muy adentro.

Nadie es perfecto en este mundo, todos nosotros estamos cortados por la misma tijera. Cada uno de nosotros es un mal caracol entre el seno de la Gran Realidad.

Quien no tiene un defecto en determinada dirección, lo tiene en otra dirección. Algunos no codician dinero, pero codician fama, honores, amores, etc. Otros, no adulteran con la mujer ajena, pero gozan adulterando doctrinas, mezclando credos en nombre de la Fraternidad Universal.

Samael Aun Weor. La Revolución de la Dialéctica

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: María Laura Flores Andrade Localidad: Ixtlán del Río Nayarit México

Respuesta: El amor propio nos auto engaña haciéndonos victimas de todo y de todos por falta de observación de sí mismos, las cosas que hacemos o decimos no dañan a nadie, sin embargo las cosas que me dicen son tan ofensivas que no queremos volver a saber de quién me las dice. de verdad nos creemos unos santos, ayudamos a otros esperando sus alabanzas, para sentirnos bien pero si eso no pasa nos sentimos relegados , menospreciados no valorados, y nos sentimos tristes porque nadie dio importancia a lo que hicimos tenemos tanta lastima de nosotros que estamos condenados a la infelicidad si no cambiamos de actitud y dejamos de esperar algo a cambio, la vida nos da tanto día a día de instante en instante y sabemos apreciarlo, nos cansamos tan pronto de servir, y no vemos que todo se nos paga en la vida quizá no de donde esperamos que nadie nos quiere, que todos nos ignoran . Qué tontería la vida es bella y la soledad no existe siempre estamos acompañados por virtudes o defectos pero nunca estamos solos, Laura PAZ INVERENCIAL

Nombre: Juana Lidia García Hernández Localidad: México. D.F.

Respuesta: El amor propio ata el alma la mantiene cautiva, ególatra, consumida en su propia necesidad y complacencia impidiéndole enfocar el camino de la verdad: la verdad solo existe con el alma y en el alma porque es la manifestación de lo real.

Nombre: Liliana González Ortiz Localidad: Bogotá, Colombia

Respuesta: Bueno, el amor propio nos impide encontrar la verdad, porque creemos que todo no lo sabemos, el amor propio hace que nuestra soberbia sea mucho más grande que nosotros mismos, nos sentimos importantes, somos más que los demás y por hecho no necesitamos de ellos, entonces, estamos atrapados por el ego, la vanidad, la auto-importancia, el orgullo, por consiguiente, con toda esta cantidad de nubes negras en nuestro ser, nunca habrá luz, sabiduría, no encontraremos la verdad.