Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Los accidentes de tránsito están en el destino?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

Resulta absurdo afirmar con tono profético que todos los accidentes de tránsito figuren en el horóscopo y que el destino es su causa secreta.

Ciertamente muchos accidentes son el resultado del Destino. Pero no todos los accidentes son el resultado del destino. Realmente un 99% de los accidentes de tránsito son fiel producto de la imprudencia.

Libro El Cristo Social Samael Aun Weor

Más información: capítulo 3 Accidentes de Tránsito. Libro El Cristo Social

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Dignory Quintero Gil Localidad: Armenia Quindío Colombia

Respuesta: En la actualidad considero que el mayor porcentaje de accidentes de tránsito se generan debido a la imprudencia y falta de conciencia. En Colombia, particularmente en la ciudad de Bogotá, y de acuerdo con lo que vemos a diario en las noticias muchos accidentes son provocados por personas en estado de embriaguez, por jóvenes conductores inexpertos, por que otros conducen a altas velocidades; igualmente también los peatones tienen su grado de culpa, porque existiendo puentes peatonales, no los utilizan por evitar caminar un poco más; también se encuentra los dirigentes que establecen las normas y leyes y que deben prevenir; todo este tipo de accidentes. Desde esta realidad y pese a que no hay que desconocer también el escaso esfuerzo que tratan de hacer los gobiernos a través de campañas publicitarias; concluyo que todos los actores – permanecemos en un estado de inconsciencia y egoísmo donde nadie piensa en nadie; sino más que en sí mismos; no hemos aprendido aun a ponernos en el lugar del otro y amar al otro como a uno mismo, a querer para el otro lo que quiero para mi… y eso sería lo mejor del mundo si llegara a suceder, porque no existiría tanto dolor, miseria, tristeza en las almas- porque siempre estaríamos dando lo mejor de cada uno para que el otro fuera un poco más feliz. Pero tristemente la maquina humana que somos- el sistema de supervivencia en el que cada día nos vamos sumergiendo, por alcanzar… supuestamente las dichosas metas, el tan anhelado éxito no nos deja ver lo que diría Saint Exupery… en su libro el principito…. “No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.” Finalmente, es claro que los Yoes- defectos psicológicos, que poseemos aun y no hemos eliminado; conlleva a que estos accidentes sucedan… es claro el maestro Samael Aun Weor- cuando en sus enseñanzas explica que no somos dueños de nosotros mismos cuando cedemos ante un trago de alcohol, cuando cedemos ante la pereza de caminar un poco más, cuando cedemos a manejar a alta velocidad sin proveer las consecuencias, por nuestro orgullo de sentirnos dueños del volante y creernos expertos conductores, entonces considero que no es el destino, tal vez en algún caso como un ejemplo cito algo que sucedió en mi ciudad Armenia: en un pare y siga por construcción en plena vía, se estacionaron dos jóvenes que estaban en una moto, ellos no estaban borrachos, ni iban a alta velocidad, simplemente acataron la orden de parar para dar paso a otros … y mientras esperaban, desafortunadamente otro conductor de una tracto mulá venia, tampoco estaba borracho, simplemente una falla mecánica en los frenos no permitió parar a tiempo y en esta situación parte de la mula- conteiner se zafó y cayó encima de los dos jóvenes. En mi entender este si es el destino, pero es un porcentaje menor a los accidentes, que a diario por imprudencia ocurren.

: Nombre: Edwin Rolando Letona Mejía Localidad: Ciudad de Guatemala

Respuesta: No; los accidentes no están en el destino. Transitamos por las calles y avenidas de las grandes ciudades seres con la conciencia completamente dormida. No nos damos cuenta que formamos parte de una sociedad compuesta por seres crueles y despiadados que no les importa el destino de sus semejantes. En el caso de los accidentes de tránsito, muchos contestan que responden a la Ley del Destino para quien sufre un penoso accidente, solo nos encojemos de hombros y pensamos que nada podemos hacer. No cavilamos que como humanidad debemos cambiar la forma de movernos en las grandes urbes. Todos le cargamos las culpas al gobierno de turno, sin pensar que ese gobierno corrupto y despiadado es el fruto de toda una civilización cargada y sostenida en el egoísmo y el instinto de supervivencia solo de cada uno. Cuando visualicemos que somos responsables directos de lo que ocurre a nuestra vecindad y que podemos cambiar el destino, solo así estaremos dando los primeros pasos hacia una verdadera convivencia humana basada en el amor y el respeto por los otros.

Nombre: Marco Lino Aranda A. Localidad: Bogotá, Colombia.

Respuesta: Reciban ustedes un cordial saludo. Definitivamente, no es cuestión del destino los asesinatos de personas en el tránsito, es cuestión de la crueldad de los humanoides, el andar dormidos como zombis, actuando de manera irracional, un proceder horrendo que contradice a nuestra esencia, la cual es amor y tolerancia, supremo respeto por la vida en todas sus manifestaciones, aún la brizna que tan insignificante nos parezca, es parte del AMOR, el respeto y la dignidad de vivir. Despertar se hizo urgente ha ya varios siglos, reencontrarnos con nuestro Real Ser y manifestar su excelsitud. Gracias, vuestro alumno y servidor, Marcolino.