Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

CAPITULO 34. LA SEMANA INGLESA

Ha llegado la hora de definir con entera exactitud la semana de trabajo.

En Inglaterra la semana de trabajo tiene cinco días, comienza el lunes y termina el Viernes.

Los trabajadores Ingleses tienen dos días para su descanso, Sábado y Domingo.

En todos loa países Latino-Americanos la semana de trabajo es todavía algo Vago, incoherente, indefinido, impreciso.

Loa trabajadores LATINO-AMERICANOS trabajan y no trabajan el Sábado, este día está indefinido, las gentes entreabren las oficinas, los negocios, una puerta cerrada, otra abierta. Los trabajadores de la BUROCRACIA salen más temprano que de costumbre y trabajan con mucha pereza, no dan rendimiento el sábado.

EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINO-AMERICANO defiende la semana Inglesa.

El hombre debe trabajar, necesita trabajar para comer y vivir pero no debe ser esclavo del trabajo.

Es justo y muy justo que los trabajadores del músculo y del cerebro gocen dos días de descanso cada semana.

Necesitamos trabajar para vivir eso es obvio, pero necesitamos vivir, para eso trabajamos, es justo que los trabajadores tengan dos días de descanso semanales.

Esto de trabajar y vivir es cuestión de sentido común que como alguien dijo: "Es el más común de los sentidos”.

Nada sorprende tanto a la gente como el sentido común y el lenguaje sencillo.

El sentido común es la medida de lo posible; está compuesto de experiencia y previsión.

Trabajar es un deber pero descansar es otro deber. NO definir la semana de trabajo es absurdo ciento por ciento.

Muchos trabajadores son esclavos del trabajo en forma total, ni siquiera gozan de descanso los sábados y domingos. Los patrones les pagan a estos desdichados con salarios de hambre y jamás les reconocen las horas extras y loa días feriados.

Por lo común esta clase de arbitrariedades suceden al margen de la LEY, pero suceden y los trabajadores no tienen derecho a quejarse porque son expulsados del trabajo inmediatamente.

Las autoridades del trabajo deberían prohibir radicalmente las horas extras y los días feriados porque resultan criminosos y perjudiciales para la salud de los trabajadores.

La mocedad es un sol de verano que por mucho que resplandezca al fin se oculta.

La juventud vive de la esperanza y por eso es explotada por los capitalistas sin misericordia alguna.

Los AMOS DEL CAPITAL saben muy bien que las capacidades de los trabajadores resisten un esfuerzo mayor y más continuado durante la juventud hasta los treinta y cinco años; por ello prefieren siempre a los trabajadores jóvenes.

EL hombre que llega a los cuarenta años sin espiritualidad alguna es de hecho un BRIBÓN.

Eurípides exclamó: AHORA QUE HA LLEGADO LA VEJEZ, ¡CÓMO LA DETESTO! Nosotros decimos: ¡Que bella es la vejez!

La gente es curiosa y chistosa a veces; abrigamos la esperanza de llegar a ser viejos y sin embargo la vejez nos asusta.

Hoy en día los pobres trabajadores difícilmente llegan a viejos, pues los Patrones los EXPLOTAN, los consumen miserablemente en el trabajo.

Los últimos días de la vida se parecen a un baile de mascaras llegando al final; caen las caretas y queda la verdad desnuda.

Es necesario que los trabajadores definan con claridad los días y horas de trabajo si es que de verdad quieren llegar a viejos.

Los jóvenes deben saberse cuidar porque un viejo no es más que una voz y una sombra.

Ningún hombre es tan viejo que no crea que pueda vivir siquiera otro año.

Los excesos de la juventud tanto en el trabajo como en los vicios, son letras giradas contra nuestra vejez, pagaderas a treinta años vistos.

Los JÓVENES trabajadores deben comprender la necesidad de abstenerse de los vicios.

Los jóvenes trabajadores deben comprender la necesidad de no dejarse explotar por los capitalistas.

Las jóvenes trabajadoras deben comprender que la Juventud es un tesoro muy CODICIADO por los capitalistas.

Luchar por la SEMANA INGLESA es un deber y lo podremos lograr con Paros totales y parciales, tortuguismo, (TRABAJO DEMASIADO LENTO) etc. etc. etc.

Índice | Capítulo 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | 41 | 42 | 43 | 44 | 45 | 46 | 47 | 48 | 49 | 50 | 51 | 52 | 53 | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 |
Libro en: Pdf | Audio | Epub | Word |Texto | Zip