Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Música

Santa cecilia de Raphael

La música viene de los Mundos Superiores. La música tiene el poder de despertar la conciencia en los mundos superiores. La música es el verbo de DIOS.

Es mejor cultivar el arte de la música, que perder el tiempo en el batallar de los razonamientos.

La música es la palabra de Dios.

La verdadera música es la música clásica. La música afro-cubana (Guarachas, porros, mambos, cumbias, etc.) sólo sirve para despertar las bajas pasiones animales. Escuchemos siempre con devoción a Beethoven, Liszt, Schubert, Haydn, Mozart, Tchaikovsky, Strauss, Handel, etc.

Samael Aun Weor. Catecismo Gnóstico

La cárcel no transforma, en los reformatorios ultramodernos, todo sería transformación.

El buen cine educativo, la buena música, las conferencias, los deportes sanos, la técnica, la ciencia, etc., amén de las enseñanzas religiosas sin exclusividad sectaria, lograrían transformar a los delincuentes.

Es urgente aprender a pensar con mentalidad de la nueva era. Actualmente en esta época de energía atómica y cohetes teledirigidos, las gentes todavía están pensando con mentalidad medieval. Realmente sólo quienes tienen mentalidad anticuada pueden defender con fanatismo el sistema carcelario todavía en boga.

Dicho sistema anticuado se basa en la revancha y el odio. Eso de hecho es absurdo para la nueva era que se está iniciando ahora entre el augusto tronar del pensamiento.

Samael Aun Weor. Cristo Social

La forma más elevada de pensar es no pensar. Cuando la mente está quieta y en silencio, libre de los afanes del día y de las ansiedades mundanas, se encuentra entonces en un estado ciento por ciento favorable para la práctica del Yoga del sueño.

Cuando realmente trabaja el centro emocional superior concluye, aunque sea por breve tiempo, el proceso del pensar.

Es evidente que el mencionado centro entra en actividad con la embriaguez dionisíaca.

Tal arrobamiento se hace posible al escuchar con infinita devoción las sinfonías deliciosas de un Wagner, de un Mozart, de un Chopin, etc.

La música de Beethoven, muy especialmente resulta extraordinaria para hacer vibrar intensivamente al centro emocional superior.

En ella encuentra el gnóstico sincero un inmenso campo de exploración mística, porque no es música de forma sino de ideas arquetípicas inefables; cada nota tiene su significado; cada silencio una emoción superior.

Beethoven, al sentir tan cruelmente los rigores y pruebas de la "Noche espiritual", en vez de fracasar como muchos aspirantes, fue abriendo los ojos de su intuición al súper naturalismo misterioso, a la parte espiritual de la naturaleza, a esa región donde viven los Reyes angélicos de ésta Gran Creación Universal: Tláloc, Huehueteotl, etc., etc.

Ved al "músico-filósofo" a lo largo de su existencia ejemplar. Sobre su mesa de trabajo tiene constantemente a la vista a su Divina Madre Kundalini, la inefable NEITH, la TONANTZÍN de ANÁHUAC, la suprema Isis egipcia.

Se nos ha dicho que el citado gran Maestro había puesto al pie de aquella figura adorable una inscripción, de puño y letra del mismo, que misteriosa reza:

"Yo soy la que ha sido, es y será, y ningún mortal ha levantado mi velo".

Samael Aun Weor. Doctrina Secreta de Anáhuac

En la ESENCIA tenemos nuestras cualidades innatas, en la PERSONALIDAD tenemos el ejemplo de nuestros mayores, lo que hemos aprendido en el Hogar, en la Escuela, en la Calle.

Es urgente que los niños reciban alimento para la ESENCIA y alimento para la PERSONALIDAD.

La ESENCIA se alimenta con ternura, cariño sin límites, amor, música, flores, belleza, armonía, etc.

La PERSONALIDAD debe alimentarse con el buen ejemplo de nuestros mayores, con la sabia enseñanza de la escuela, etc.

Samael Aun Weor. Educación Fundamental

El Discípulo que quiere llegar al conocimiento inspirado debe concentrarse profundamente en la música. La flauta encantada de Mozart nos recuerda una iniciación egipcia. Las nueve sinfonías de Beethoven, y muchas otras grandes composiciones clásicas nos elevan a los mundos superiores.

El discípulo concentrado profundamente en la música deberá absorberse en ella corno la abeja en la miel, producto de todo su trabajo.

Cuando ya el discípulo ha llegado al conocimiento inspirado, debe entonces prepararse para el conocimiento intuitivo.

Samael Aun Weor. Endocrinología Y Criminología

En el Alma comulga con la música de las esferas, cuando escuchamos las nueve sinfonías de Beethoven o las composiciones de Chopin, o la divina polonesa de Liszt. La música es la palabra del Eterno. Nuestras palabras deben ser música inefable, así sublimamos la energía creadora hasta el corazón. Las palabras asqueantes, sucias, inmodestas, vulgares, etc., tienen el poder de adulterar la energía creadora, convirtiéndola en poderes infernales.

Samael Aun Weor. Matrimonio Prefecto

El Mundo de Tiphereth es el Mundo de la Voluntad. EN ESE MUNDO SÓLO SE HACE LA VOLUNTAD DEL PADRE, ASÍ EN LOS CIELOS COMO EN LA TIERRA.

En ese mundo prima la música, el sonido. Ahí se encuentra el TEMPLO DE LA MÚSICA DE LAS ESFERAS.

Uno de los Guardianes de dicho Templo es un Gran Maestro que cuando vivió en el Mundo Físico se llamó Beethoven. Es un Gran Iniciado; sus nueve sinfonías son maravillosas.

Todo el que llega a esa Región tiene que aprender las nociones fundamentales de la Música porque es el Verbo. En esa sublime Región se oye la Música de las Esferas que se basa en los Tres Compases del Mahavan y del Chotavan que mantienen al Universo en su ritmo, y su marcha es perfecta, no puede haber error en esa música.

Samael Aun Weor. Tarot Y Kabala


Imagen: Santa Cecilia entre otros santos, de Rafael Sanzio.

Glosarios| Regresar al Índice de Palabras |