Significado esotérico de las pinturas del maestro Jesús

(Tema del museo franciscano de Guadalupe Zacatecas)

¡Amigos!, ha llegado el momento de explicar el significado esotérico de las pinturas alusivas al nacimiento, vida, pasión, muerte y resurrección del maestro Jesús cuyo real ser interno es el maestro Aberamento.

El divino rabí de Galilea se encarnó en este mundo, para enseñarnos en cada acontecimiento de su vida, enseñanzas y obras, el camino secreto que debemos recorrer para algún día encarnar la luz. Max Heindel y Helena Petronila Blavatsky consideraban al Cristo Jesús de Nazaret, como el mayor iniciado del periodo solar. El maestro Samael afirma que Jesucristo es un Paramartasatya o habitante del absoluto; uno de los avataras más exaltados de la logia blanca.

El drama cósmico que vino a representar el gran Kabir Jesús en Tierra Santa; es el mismo que debemos vivir internamente mediante el nacimiento, pasión, muerte y resurrección de nuestro Cristo íntimo.

La natividad o navidad

La natividad o navidad. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Es una escena que hace alusión al nacimiento del Cristo. Es la fiesta solar más importante del año. Navidad es una palabra latina que deriva en Na, vita, te. “El nacimiento de la vida para ti”

El nacimiento del Cristo Jesús coincide con el solsticio de invierno, la palabra solsticio se deriva del latín sol, Isis, Tere (Sol aparentemente quieto), en esta época del año los días son más cortos y las noches más largas. El sol, en su simulado recorrido hacia el sur, reinicia su retorno hacia el norte. Este fenómeno astronómico ha sido considerado por antiguas culturas como símbolo del nacimiento del Cristo sol. En el solsticio de invierno todos los pueblos han celebrado el nacimiento de sus dioses, Adonis, Apolo, Huitzilopochtli, Horus, Krishna, Jesús de Nazaret; celebran una fiesta solar, aludiendo al poder del sol místico como potencia espiritual al poder del sol físico como fuente de vida energética en la tierra. Este acontecimiento cósmico se celebra en muchos mundos, incluyendo a la estrella Sirio. La estrella principal de nuestra galaxia.

El sol físico simboliza al sol espiritual, nuestro Cristo íntimo, en realidad los antiguos no adoraban al sol físico, adoraban al sol espiritual.

El Cristo siempre nace de una virgen madre, nuestro Cristo íntimo debe nacer del seno de nuestra divina madre Kundalini, que es el fuego sagrado que asciende a lo largo de nuestra médula espinal. Solo de esta manera, el Cristo se humaniza en nosotros. Es una ayuda extra para desintegrar todos los agregados psíquicos de la mente. Se dice que Jesús nació en Belem, palabra caldea que significa: torre de fuego. La aldea de Belem no figura en los mapas antiguos de Palestina.

La adoración de los pastores y la adoración de los reyes magos

Estas escenas indican en su aspecto externo que el Cristo es venerado por los hombres de todas las clases sociales, en su aspecto interno nos indican la adoración hacia el Cristo, de todas las partes del Ser, desde las más simples y exteriores, hasta las más elevadas y profundas. Los tres reyes magos, llevan al Cristo, incienso, (simbolizando a Dios hecho carne), mirra (relacionada con la justicia cósmica) y oro (total pureza); los reyes magos representan diversos grados de purificación en el trabajo con el Espíritu Santo. La estrella que los guía, nos recuerda a la estrella de seis puntas de Salomón, simboliza el entrecruce del fuego y del mercurio que da lugar al niño de oro de la alquimia.

La circuncisión de Jesús

El Evangelio de Lucas (2:21) comenta que el niño fue llevado al templo ocho días después de Navidad y allí fue circuncidado. La circuncisión es considerada como el primer derrame de su sangre redentora. Este ritual fue una parte esencial de la misión de Cristo Jesús, para mostrarnos el camino de la redención a través del trabajo en el sexo, siendo este hecho, un augurio del sangriento sacrificio de Cristo en la cruz. Estos dos acontecimientos están vinculados y nos ayudan a ver la obra completa de la acción salvadora del Cristo íntimo en nuestro mundo interior.

El ritual de circuncisión en su origen era meramente simbólico comprensible con la mente interior o la cuarta unidad del razonamiento, con el paso de los siglos se interpretó a la letra muerta y se aplicó en sentido literal, olvidándose los practicantes del sentido esotérico que este rito implica.

El evangelio armenio afirma que a pesar de que Jesús fue circuncidado y haber derramado sangre por ello; “no le resultó corte alguno”, un signo elocuente contra la costumbre de circuncidar. Por este hecho y a instancias de Pablo de Tarso, se abandonó esta costumbre judía, como otros preceptos y así nació el mundo cristiano.

El ritual de la circuncisión nace de una alianza entre Jehová y Abraham con su descendencia para lograr el regreso a las dimensiones superiores mediante la transmutación de las energías creadoras. Por el sexo salimos del Edén y por medio del sabio uso del mismo podemos volver.

Más tarde, dicha alianza fue renovada por Josué el cual en su siguiente reencarnación como Jesucristo vuelve a renovar el pacto, mediante el cual, el maestro se compromete a ayudar a levantar a todo aquel iniciado que trabaje en los misterios sexuales.

La razón de la circuncisión del nazareno puede resumirse mejor en el libro del Apocalipsis, donde Jesucristo anuncia: “¡Yo hago nuevas todas las cosas!” (Apocalipsis 21,5).

Presentación de Jesús al templo

Presentación de Jesús al templo. Museo de Guadalupe Zacatecas.

José y María lo presentaron, y según las costumbres, ofrecieron en sacrificio dos tórtolas, en ese momento se encontraba un personaje llamado Simeón, considerado hombre justo, quien los bendijo y les dijo: “he aquí este es puesto para el levantamiento y caída de muchos en Israel”.

La sagrada familia huye a Egipto

La sagrada familia huye a Egipto. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Un ángel les va guiando en el camino, esto se debió a que el rey Herodes al enterarse que había nacido el rey de los judíos, tuvo miedo a perder su reinado, por lo que en secreto, pidió a los reyes magos que ya que iban a Belem a adorarle, que de regreso le dijeran su ubicación para él ir a adorarle el también, los reyes magos fueron advertidos en sueños por un ángel que no volvieran a su país por el mismo camino, para no encontrarse con Herodes, entonces, éste al verse engañado mandó matar a niños de hasta dos años de edad, un año y recién nacidos. José fue advertido en sueños por un ángel de las intenciones de Herodes, por lo que tuvieron que salir de inmediato a Egipto.

La matanza de los niños inocentes alegoriza a los iniciados que, habiendo logrado el nacimiento del Cristo íntimo en sus corazones, son perseguidos a muerte por las fuerzas oscuras que gobiernan este mundo.

La última cena y el lavatorio de pies:

La última cena. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Para este entonces ya muchos acontecimientos transcurrieron en la vida del Maestro Jesús como las bodas de Canaán, la multiplicación de los peces y de los panes, para dar de comer a las multitudes, la resurrección de Lázaro, el acontecimiento de la mujer samaritana, la sanación de los paralíticos, de los ciegos, de los mudos, de los enfermos, el acontecimiento de la mujer sorprendida en adulterio y que Jesús evitó que la apedrearan avergonzando a los escribas y fariseos, etc.

Jesucristo reunió a sus apóstoles en la última cena para despedirse, previniendo que se acercaba su muerte, además advirtió que uno de ellos lo traicionaría; dando a entender que era Judas Iscariote.

El momento cumbre de la última cena fue cuando el maestro Jesús parte un pan de trigo diciendo, esta es mi carne, luego tomó un cáliz lleno de vino y dijo: este es el cáliz de mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna que será derramada por todos vosotros para el perdón de los pecados.

He aquí el misterio de la transubstanciación que encierra en sí mismo el misterio alquímico que consiste en transmutar las aguas de vida en el vino de luz del alquimista.

Quien tenga entendimiento que entienda porque aquí hay sabiduría.

El lavatorio de pies. Museo de Guadalupe Zacatecas.

El lavatorio de pies fue en el transcurso de la última cena en jueves santo; el agua simboliza a la energía sexual transmutada, en los pies llevamos escrito el karma, el cristo al lavarles los pies a sus apóstoles, indica con ello, que es nuestro Cristo íntimo quien nos lava el karma mediante el trabajo en la transmutación sexual dentro del matrimonio legítimo. En la pintura se aprecia un ángel sosteniendo un cirio encendido, los ángeles son los ministros del fuego, el Cristo es el fuego filosofal mismo, solo mediante el fuego del Cristo podemos ser redimidos.

Terminada la última cena y lavatorio de pies, el gran kabir Jesús se retiró a orar al huerto Getsemani.

El prendimiento de Jesús

El prendimiento de Jesús. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Este ocurrió después de la oración en el huerto Getsemani, por parte de un grupo guiado por judas Iscariote quien con un beso señaló a quien era su maestro, a quien había traicionado por treinta monedas de plata y entonces lo aprendieron. Llegando a este punto es necesario aclarar que Judas, siendo el discípulo más exaltado del maestro Jesús, fue escogido por éste para que hiciera el papel de traidor dentro del drama cósmico. Las treinta monedas de plata simbolizan que nosotros traicionamos e intercambiamos a nuestro cristo interno por los placeres sensuales de este mundo terrenal.

Jesús ante Anás

Jesús ante Anás. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Fue llevado ante el sumo sacerdote Anás para ser interrogado y luego ante Caifás, a ellos se les atribuye la responsabilidad de la captura, tortura, muerte de Jesucristo y persecución de los apóstoles.

Dante en la divina comedia refiere que estos pontífices se encuentran en la fosa de los hipócritas siendo pisados por otros condenados que portan capas de plomo.

Jesús es conducido ante Pilatos

Quien, no habiendo encontrado culpabilidad en Jesús, lo mandó ante Herodes, este tampoco encontró delito en el nazareno, por lo que, vistiéndolo con suntuosa vestimenta como burla al rey de los judíos, lo regresó a Pilatos.

La flagelación

La flagelación. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Pilatos no hallando culpabilidad en Jesucristo, en un intento de salvarlo, lo comparó con un ladrón y asesino llamado Barrabás y pregunto a la plebe que a quien debía liberar, las gentes pidieron la libertad de Barrabás. En otro intento de ayudarlo resolvió presentarlo a las multitudes para castigarlo y luego liberarlo, así que lo mandó a atar a un poste y le dieron latigazos hasta dejarlo irreconocible.

Rey de burlas

Rey de burlas. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Posteriormente, los soldados del procurador se burlaron de Jesús, le quitaron la ropa y le pusieron un manto púrpura y corona de espinas, le dieron una caña por báculo y arrodillándose delante de él, le decían: ¡Salve, rey de los judíos!

Ecce Hommo

Ecce Hommo. Museo de Guadalupe Zacatecas.

En tales condiciones, Pilatos presentándolo a las multitudes dijo las siguientes palabras: ecce hommo; “he aquí el hombre” pero las muchedumbres no estuvieron conformes y le presionaron para que le dieran la pena capital.

La sentencia

La sentencia. Museo de Guadalupe Zacatecas.

El procurador romano, lavándose las manos, se declaró inocente de la sangre del procesado, luego entregó a Jesús a la multitud para que lo crucificasen y le dieran muerte. He aquí los tres traidores del Cristo que todos llevamos dentro, Judas representando el demonio del deseo, que cambia al Cristo por treinta monedas, Pilatos, que, justificando sus acciones equivocadas con razonamientos, se lava las manos, es el demonio de la mente y el sumo pontífice Caifás que alegoriza al demonio de la mala voluntad que todos cargamos dentro.

Jesús nazareno camino al calvario

Jesús nazareno camino al calvario. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Al salir del palacio, los soldados se encontraron con un hombre llamado el cirineo porque era de un lugar llamado Cirene, se llamaba Simón, y le obligaron a cargar la cruz de Jesucristo hasta el Gólgota; que significa, monte de las calaveras, ya sabemos que la cruz representa el trabajo con el sexo, el cirineo simboliza a una parte de nuestro Ser que ayuda al Cristo interno en el trabajo con la cruz; el monte de las calaveras alegoriza la muerte total de nuestros defectos psicológicos.

Levantamiento de la cruz

Levantamiento de la cruz. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Juan 3:14. “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que sea levantado el Hijo del Hombre”. Nuestro cristo interno es el hijo del hombre, mismo que debe ser levantado en el trabajo con la cruz de la sexualidad. De esta manera, nuestros pecados serán perdonados, es decir, eliminados por el por el mismo Cristo, y así nos salvará desde dentro de nosotros mismos.

Crucifixión y lanza

Crucifixión y lanza. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Una vez crucificado, muere el maestro Jesús, un soldado romano llamado Longinos, para cerciorarse de su muerte, clava en su costado una lanza y de su herida brota sangre y agua, José de Arimatea, usó el cáliz de la última cena del señor para recoger la sangre del Cristo, luego lo escondió junto con la lanza en un lugar secreto. La lanza simboliza a la fuerza viril masculina y el cáliz, representa el útero femenino. Actualmente estas reliquias están en la cuarta dimensión.

Ya muerto es bajado de la cruz

Ya muerto es bajado de la cruz. Museo de Guadalupe Zacatecas.

El cuerpo del maestro es llevado al sepulcro, envuelto en un sudario blanco. Y aconteció que al tercer día resucitó de entre los muertos. El señor Ehecatl, dios del viento mexicano metió el cuerpo del maestro Jesús a la cuarta dimensión y con la colaboración de mujeres iniciadas que le trataron el cuerpo con ungüentos dentro de la cuarta vertical, ayudaron en los procesos de resurrección de Jesucristo.

Posteriormente se materializó a sus apóstoles durante once años, dándoles extraordinarias enseñanzas secretas, mismas que se condensaron en un libro llamado Pistis Sophía, “el poder de la sabiduría” (El poder del Cristo en el alma). Extraordinaria obra gnóstica., de la cual, el maestro Samael alcanzo a develar gran parte, antes de su partida. Tomás, Mateo y Felipe fueron los tres apóstoles escribas del maestro Jesús quienes se encargaron de escribir el Pistis Sophia.

Pentecostés

cincuenta días después de la pascua, o “domingo de resurrección”; los apóstoles recibieron los dones del espíritu Santo en forma de lenguas de fuego que descendieron de lo alto, solo quienes se mantienen en castidad científica y fieles al Cristo pueden recibir los poderes que otorga el espíritu santo al alma purificada por el fuego sagrado interior.

Enviado por: Virgilio Cuautle Roldán. Instructor en Nochistlán, Zac.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06
Suscribirme