Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

¿Qué es la pereza mental?

Respuesta del V.M. Samael Aun Weor

“Así pues, lo que necesitamos, hoy por hoy, es DEJAR LA PEREZA MENTAL, trabajar muy duro sobre sí mismos. Si lo logramos, si quebrantamos a todos esos agregados psíquicos, la Conciencia quedará despierta, individualizada; entonces habremos hecho de nuestra vida una obra maestra. Repetimos: Un hombre es lo que es su vida; si un hombre no modifica nada dentro de sí mismo, si no transforma radicalmente su vida, si no trabaja sobre sí mismo, está perdiendo su tiempo miserablemente”. Samael Aun Weor.

Respuesta de la Revista

Esto es conocido en psicología como la enfermedad del mañana. Si tenemos el muy mal hábito mental de posponer o aplazar nuestro trabajo diciendo “hoy no trabajaré, pero mañana si”, nunca cambiaremos en realidad, porque siempre habrá un mañana, el amor, el respeto, el afán, el gozo que pongamos al trabajo esotérico gnóstico el día de hoy, es el reflejo del que aplicaremos en él durante toda nuestra vida, ya con ello podemos darnos una idea de a dónde queremos llegar, de cuánto queremos lograr.

Ver más: El Libro de la Vida de la revista La Sabidurìa del Ser

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Arturo Barreda. Localidad: Ciudad de México

Todas las personas en general estamos acostumbradas a que nos den las cosas digeridas, fáciles de asimilar y si es posible, resueltas para evitar la fatiga de pensar y hacer. Esto es la pereza mental. Es un juego perverso de poder al que estamos sometidos para no evolucionar y que se convierte en un círculo vicioso, del cual tenemos que salir para lograr crecer espiritualmente.

Carlos Arturo Ocampo Angarita. Localidad: Manizales, caldas, Colombia

En realidad, es no tener autobservación dejándose llevar por todos los pensamientos, imaginaciones, impulsos, sin auto análisis.

Patricia Fuentes. Localidad: Santiago Chile

Pereza Mental, es cuándo alimentamos nuestra mente con toda clase de situaciones subjetivas que realmente no tienen importancia, sumergiéndonos cada vez más en el sueño de la Consciencia y permitimos que nuestra pereza mental nos aleje de lo que realmente tiene gran trascendencia para nuestro crecimiento Interior, que es ponerla con voluntad y paciencia al servicio de nuestro Real Ser.