Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

¿Cómo podemos ayudar a los maestros internos en nuestra sanación?

Respuesta del Maestro Samael Aun Weor.

Los cuerpos físico y vital deben obedecer al alma; el alma debe obedecer al ÍNTIMO, y el ÍNTIMO debe obedecer al GLORIAN. Cuerpo, alma y espíritu, deben convertirse en un universo purismo y perfecto a través del cual pueda expresarse la majestad del GLORIAN. Veamos un ejemplo concreto y simple: Si arrojamos piedras al agua, se producirán ondas necesariamente. Esas ondas son la reacción del agua contra las piedras. Si alguien nos lanza una palabra ofensiva, sentimos ira. Esa ira es la reacción contra la palabra ofensiva, y la consecuencia puede ser una indigestión o un dolor de cabeza, o simplemente pérdida de energías, causa de alguna enfermedad futura. Si alguien frustra un plan que tenemos proyectado, nos llenamos de honda preocupación mental. Esa preocupación es la reacción de nuestro cuerpo mental contra la incitación exterior. Nadie duda que una fuerte preocupación mental trae enfermedades a la cabeza. Debemos gobernar las emociones con el pensamiento, y el pensamiento con la voluntad, y la voluntad con la conciencia.

Respuesta de la Revista la Sabiduría del Ser.

Es indudable que los maestros ayudan sin cesar, pero, es importante también comprender que es fundamental desintegrar la causa de la enfermedad, pues de otra forma es un cuento de nunca acabar. Si, por ejemplo, uno acostumbra a beber alcohol, claro que esto trae consecuencias catastróficas para la salud, se daña nuestro hígado, se dañan nuestras células, etc. y uno de buena fe, pide a los maestros de la Medicina Universal que lo curen, pues ellos de acuerdo a la ley intervienen, sin embargo, si por un lado pedimos curación, pues debemos hacer algo para evitar el daño. De nada serviría que los maestros de la Medicina intentaran curar nuestro hígado dañado por el alcohol si seguimos bebiendo, aunque lo justifiquemos de muchas maneras. La diabetes, tiene sus principales causas en la falta de control de las emociones, como enojarse, preocuparse, angustiarse, eso daña el páncreas y como consecuencia los Islotes de Langerhans, que producen la insulina y viene la temida enfermedad. Por lo que, si uno por un lado pide curación, pero por el otro no deja de llenarse de ira todos los días, pues nunca terminaremos. El maestro de maestros nos ha dicho “Ayúdate que yo te ayudare”, el dicho popular dice “a dios rogando, pero con el mazo dando”, los Maestros de La Medicina Universal ayudan a todo el que pide, pero hay que demostrar con hechos contundentes que anhelamos esa curación.

Más información en la Revista no. 82

Respuesta de los alumnos del ICQ

Helena. Localidad: Medellín, Colombia

Meditando en nuestros errores y esforzándonos por corregirlos los maestros de la sanación puede asistirnos. Ellos actúan de acuerdo al karma, pero no desprecian un corazón sincero y arrepentido.

lidia. Localidad: España Barcelona

RESPUESTA-Los Maestros de la medicina Universal no solo se ocupan del cuerpo físico que son también especialista el cuerpo interno. Nos afirman que el origen de las enfermedades se encuentra en la luz astral en la energía sexual y la mala energía de la naturaleza como podemos ver ahora depende de nosotros. Llamar con el corazón, y el Alma, ante nuestros maestros tenemos que reflexionar con nuestros errores con firme convicción de enmendarnos

Mercedes B. Hernández. Localidad: Honduras C.A

A la pregunta puedo entender que podemos ayudar al nuestro maestro interno siendo respetuosos con las leyes de la naturaleza