Explica el Eterno Principio Femenino Divinal

Respuesta de la revista

El eterno principio femenino divinal es un desdoblamiento del padre, es Dios-madre, adorable y eterna, sin principio ni fin, en ella se encuentran todos los poderes de nuestro propio espíritu.

De acuerdo con las diferentes culturas, adopta diferentes nombres: Entre los aztecas ella es Tonantzin, entre los griegos, la casta Diana y en Egipto es Isis la Madre Divina a quien ningún mortal ha levantado el velo. Dios madre, Rea, Cibeles, Adonia o como queramos llamarle es una variante de nuestro propio ser individual aquí y ahora.

Revista la Sabiduría del Ser 91, capítulo: “Antesala del Museo de Guadalupe”.

Respuesta del maestro Samael Aun Weor

"Dios, en su aspecto femenino, es la adorable ISIS, la CASTA DIANA, y es también el GRAN ALAYA del Universo. Dios, en su aspecto femenino es la matriz de toda esta Creación. En realidad de verdad no habrían surgido jamás los mundos de entre el CAOS, de entre el GRAN ALAYA, si previamente el Eterno Femenino no hubiera existido. Dios-Madre, la MATRIZ UNIVERSAL, resplandece entre el Caos profundamente.”

Samael Aun Weor. La realización Gnóstica de la mujer.

Respuesta de los alumnos del ICQ

Franco Rovegno | Ciudad: Lima Perù | Respuesta: La mujer como dadora de vida tiene una esencia divina, la cual administrada de la forma debida tiene un profundo ingrediente bienhechor.

Rufino Santillán Vargas. | Ciudad: México | El eterno principio femenino es un binomio que abarca a Dios Padre y a Dios Madre, que no tiene principio ni fin y en ella radican todos los poderes espirituales. Nuestro Padre y Madre divinales viven en lo más profundo de nuestro ser y podemos llamarlos en los momentos más cruciales y difíciles de nuestra vida, quienes nos conducirán por el sendero correcto para nuestra autorrealización. Es nuestra Madre Divina la que nos consuela cuando nos encontramos desesperados y pensamos que no hay solución a nuestros problemas: ella estará ahí para asistirnos y darnos esperanza de que con fe y devoción todo lo que nos propongamos hacer, lo lograremos.

Isabel María Fernández Soto | Argentina | El eterno femenino es la raíz de todo lo existente, de ahí surgen los seres los átomos, las moléculas, los humanos, las montañas, los soles y las galaxias.