Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Testimonios de la Gnosis (508)

  • Nombre: Gabriel Palma Gallardo
  • País: San Fernando Chile
  • Edad: 61 años
  • Tiempo: Mas menos 18 años
  • Profesión: Contador

Comentarios: La gnosis, me ha entregado una forma de vida diferente, enseña a tener un recto vivir, recto pensar y recto actuar, de pensamiento palabra y obra, debemos tratar de vivir este conocimiento a diario así lograremos algún día empezar a liberar nuestra esencia que vive atrapada por nuestros egos, este es el camino de la autorrealización, es importante vivir en recuerdo de si a cada instante de nuestras vidas de esta forma evitamos la manifestación de nuestros defectos.

La Gnosis, me ha dado las claves para adquirir la capacidad del discernimiento y la comprensión; sobre el eje fundamental de la auto observación y la aplicación de los tres factores de la revolución de la conciencia, morir en defectos o egos, nacer de mi simiente evaporando el Si-24, Si-12, Si-6 y Si-3  y sacrificio por la humanidad, tratando de que este conocimiento llegue a la mayor cantidad de personas para que conozcan la luz, el camino y la vida y sobre todo predicando con el ejemplo en los tres altares con una recta manera de pensar sentir y actuar, a través de los cuales puedo alcanzar la autorrealización y encontrar la felicidad.

Antes de conocer la Gnosis era por ser mi planeta regente una persona irascible, iracunda; sobre todo con los actos de injusticia, codicia, corrupción, desvergüenza, desfachatez y otros rasgos prevalentes de esta presente decadente humanidad.

Aprendí que yo solo no puedo cambiar al mundo a través de la violencia.

A Nivel personal pude comprender y comprobar que no podía mirar la paja en el ojo ajeno y que debía primero mirar la viga en mí mismo ojo.

Grande fue mi decepción al descubrir los defectos o agregados psicológicos que tengo dentro de mí y sobre los cuales estoy desplegando una estrategia para mediante el análisis y la comprensión, solicitando la ayuda de mi divina madre devi kundalini, desterrar y eliminar totalmente el ego de la ira y subsecuentemente la cólera, el orgullo y la vanidad.

Una vez le pregunte a mi instructor ¿Cómo sé que estoy eliminando o he eliminado el defecto con el que estoy luchando?

Me contesto: Intégrese consigo mismo, con su corazón y encontrara la respuesta.

Hoy he descubierto que si antes me identificaba con los taxistas que cometen toda clase de atrocidades conduciendo y/o alguna persona a la que pillaba realizando alguna acción de abuso o engaño ante los débiles e iletrados, hoy ya no lo hago y sé que este es un gimnasio psicológico para todos y que a través de los eventos se están saldando las deudas o karmas de cada uno, evitando el retorno y la recurrencia de dichos eventos.

Yo como todo buen materialista pensaba que una esencia tiene un marcador de la luz y de oscuridad, por lo que quería materialmente comprobar mis avances. ¡Que ingenuo e ignorante!

Como todavía hay rezagos de este ego de la ira y sus secuaces, continuo en la lucha tratando de estar consciente de los eventos en que aparecen, para analizarlos y comprenderlos, proveyendo de energía suficiente para que luego en connubio con mi madre divina eliminarlos. Para luego atacar el resto de egos, uno por uno.

Estoy asistiendo a mi lumisial recibiendo los conocimientos que se imparten en las segundas cámaras y como he prometido guardar silencio, eso es todo por hoy.

Atentamente.

Carlos Flores Murias.

 Paz Inverencial  

Testimonio 507 | Índice de Testimonios | Testimonio 509

Para dar tu propio testimonio